MOTOGP

Marc Márquez se toma con humor su desastroso año

El piloto catalán bromea en las redes sociales con una temporada desastrosa para sus intereses en el Mundial.

Marc Márquez se toma con humor su desastroso año
MARCMARQUEZ DIARIO AS

Último día del año, momento propicio para los balances. Todos, deportistas y quienes no lo son, echamos la vista atrás para valorar cómo se han desarrollado estos doces meses, si se han cumplido las metas, los objetivos, los sueños que se marcaron al inicio de este 2020 que ha resultado tan atípico por la terrible pandemia del coronavirus. Y Marc Márquez no ha querido ser una excepción.

El ocho veces campeón del mundo, seis de ellas en MotoGP, ha sido incapaz de retener la corona esta temporada a causa de la caída que sufrió en la primera carrera del circuito de Jerez y las consiguientes complicaciones en la recuperación del húmero derecho fracturado. Además de carecer de opciones para la defensa de su título, la sombra de incertidumbre planea todavía sobre su vuelta a los circuitos, con lo que no ha resultado un año en absoluto sencillo para el mayor de los Márquez.

Pero el ilerdense es un luchador, un tipo positivo por naturaleza y está habituado a sobreponerse a las complicaciones. Así que a la hora de hacer repaso del 2020 que ahora se va, ha preferido apostar por el sentido del humor y el optimismo con un mensaje en sus redes sociales. Y lo ha hecho apenas sin palabras, eligiendo una imagen animada (GIF) muy elocuente para definir lo que ha sido el año para él. 

Un comisario de un gran premio intenta empujar su moto para arrancarla, con tan mala suerte de que Marc sufre una caída a baja velocidad al no ponerse en marcha la Honda del equipo Repsol. La secuencia se repite una y otra vez, en una especie de metáfora de los diferentes tropiezos que ha sufrido él mismo a lo largo de 2020, desde la propia lesión a las tres intervenciones quirúrgicas a las que se ha sometido y sin olvidar la última infección del hueso que está comprometiendo aún más ese proceso de rehabilitación.

Aunque Marc Márquez, como siempre, demuestra con simpatía que desde luego no piensa rendirse y espera verse pronto de nuevo en los circuitos en el mejor estado de forma posible.