MOTOGP

La FIM avisa: no podrá debutar un motor 2.0 en la primera carrera

La Federación Internacional confirma que los motores confinados en Qatar son los que deberán usar los fabricantes de MotoGP cuando empiece la acción.

La Honda de Márquez cubierta por una lona.

"En principio, la idea es que cuando lleguemos al primer circuito en el que se pueda correr, los equipos sólo podrán utilizar los motores que estén en las cajas que hay ahora en Qatar, y que serán esos los que se congelen". Esta fue la advertencia que realizó este lunes una fuente de la FIM en 'Motorsport' a los seis fabricantes que conforman la parrilla del Mundial de MotoGP 2020 y que luego se confirmó en la web del Mundial, donde piden que "la homologación debe llevarse a cabo de forma remota y digital lo antes posible".

"Normalmente, la especificación del motor para la temporada se homologa el jueves del primer gran premio de la temporada, al igual que el primero de los dos carenados aerodinámicos permitidos. Debido a la cancelación de MotoGP en Losail, eso no fue posible en todas las fábricas. Sin embargo, el GP de Qatar sigue siendo el punto de partida oficial de la temporada y el punto en el que las reglas para la homologación comienzan a aplicarse", explican en una nota oficial en 'MotoGP.com'.

Y es que algunas marcas como Honda confirmaron, nada más conocerse la cancelación del Gran Premio de Qatar y el aplazamiento del Gran Premio de Tailandia (4 de octubre), que iban a seguir desarrollando sus propulsores en Japón al no haber sido precintados y congelados por los comisarios de la FIM.

Una evolución 2.0 de los 'corazones' actuales que no podrán debutar este año, ya que este portavoz de la Federación avisa que sólo dejará competir a aquella marca cuyo motor sea una versión idéntica de la máquina que ellos están vigilando actualmente en Qatar, en caso de querer realizar una permuta por cuestiones de fiabilidad: "Los motores están bajo estricta custodia y en continua supervisión. Durante la semana anterior al GP de Qatar los equipos empaquetaron todo el material en cajas. Sólo una fábrica, que dejó a gran parte de su personal en Losail tras el test, se presentó con sus ingenieros por si había que sellar los motores. Y no era europea", dice.

De hecho, en MotoGP explican que "Honda fue el único fabricante que suministró todas sus piezas de motor de muestra en Qatar": "El resto de las fábricas no pudieron hacerlo este año debido a las circunstancias atenuantes, y en su lugar enviaron sus motores de muestra a la organización, que deben coincidir con los de las máquinas en el primer evento de 2020".

Trabajar en la electrónica o en aquellos componentes ya programados que habrían llegado tarde a la primera carrera. Estas son las únicas labores que podrán realizar los ingenieros hasta el Gran Premio de España, que de momento sigue siendo la primera carrera del calendario el 3 de mayo. Porque, "también se deben suministrar dibujos digitales del primer carenado de cada piloto y estos también deben ser homologados si están dentro de las restricciones técnicas proporcionadas en la normativa".

Y lo que también se ha quedado descartado es que la FIM termine adoptando la misma medida que la Fórmula 1 y ordene el cierre total de las fábricas: "MotoGP nunca ha considerado un período de cierre en el que todas las fábricas dejen de desarrollarse durante un período determinado, en cualquier época del año, principalmente debido a la dificultad de vigilar dicha regulación".