MOTOR |

Silverstone no asegura poder correr F1 y MotoGP en verano

El director general del circuito, Stuart Pringle, reconoce no se puede vaticinar qué pasará en los meses de julio y agosto con la pandemia del coronavirus.

Silverstone no asegura poder correr F1 y MotoGP en verano

Incertidumbre es una de las palabras que mejor definen la situación mundial con la pandemia del coronavirus golpeando con fuerza. El deporte mira atónito una situación nunca antes ocurrida y nadie puede predecir con rotundidad cuándo todo volverá a ser más o menos normal. Cancelaciones, retrasos, sustituciones... copan los calendarios deportivos y la F1 y MotoGP los sufren como los demás. Por eso, ni siquiera los grandes premios más alejados en el tiempo pueden asegurar a día de hoy nada sobre si podrán llevarse a cabo.

Stuart Pringle, dorector general del circuito de Silverstone, así lo ha reconocido pese a que la F1 es el 19 de julio y MotoGP el 30 de agosto. "Escribo para dar una actualización de nuestra situación sobre los próximos eventos en Silverstone, mientras el país continúa luchando contra el coronavirus. Esta semana, los organismos deportivos han anunciado que todos los eventos de motor en Reino Unido han sido suspendidos hasta finales de abril para apoyar al gobierno británico en sus esfuerzos por contener la propagación de este virus. Muchos de vosotros habéis adquirido entradas para nuestros eventos de este verano, incluyendo los GGPP de Gran Bretaña de F1 y de MotoGP. Entiendo perfectamente que queráis saber si van a celebrarse. La verdad es que, como otros muchos eventos deportivos internacionales programados en cualquier parte del mundo, no podemos predecir cuál será la situación en los meses de verano. Sin embargo, puedo prometer de corazón que todos en Silverstone, F1 y MotoGP estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos que se pueda correr en las fechas que programadas, en julio la Fórmula 1 y en agosto MotoGP", explica en una carta publicada en las redes sociales.

Y apostilla: "Me gustaría asegurar a nuestros aficionados que, en caso de que nos veamos obligados a cancelar cualquier gran premio, todos los que hayan comprado una entrada tendrán derecho al reembolso".