DAKAR

Fuertes-Vallejo: "Ahora tenemos que brillar, nos toca eso"

La pareja de SsangYong visitó AS antes de afrontar su tercer Dakar con mejor coche y aspiraciones más altas. Ya no les vale solo con acabar.

Fuertes-Vallejo: "Ahora tenemos que brillar, toca eso"
EDUARDO CANDEL REVIEJO

"Estamos muy ilusionados". Y se les nota. Óscar Fuertes y Diego Vallejo visitaron la redacción del Diario AS en plena preparación de su tercer Rally Dakar con SsangYong. Ya no son unos novatos en la prueba, conocen a lo que se enfrentan y por eso precisamente saben que ya no les vale solo con acabar como han hecho en los dos anteriores. Esta vez, en Arabia Saudí, tienen que dar un paso más allá. Es lo que transmiten con su mirada, con sus gestos y con sus palabras: "Ya hemos demostrado dos veces que podemos vencer a la carrera, es decir, acabarla, ahora tenemos que brillar".

"Siempre lo ha dicho Sainz, hay un momento en la vida en el que hay que brillar, y nos toca jugar a eso. Tenemos confianza en poder hacerlo, ya no va a ser una carrera de 'a ver si no me equivoco', sino más de 'a ver si marco la diferencia'. Que no digan que no lo hemos intentado", añade Fuertes, el hombre al volante, con la ilusión saliéndole por todos los poros, y su hombre de confianza, su amigo, da una clave de que pueden jugar a eso: "En el primer Dakar le decía que no podía correr nada, y ahora le digo que lo que guste".

Aparte de eso, de la experiencia ¿qué ha cambiado para subir el listón? Lo primero, el coche. El Korando DKR "sigue siendo un buggy de tracción trasera, pero no tiene nada que ver" con los que han tenido antes, el Tívoli con el que fueron 32º en 2018 y el Rexton con el que acabaron 33º a principios de año. "Es mucho más competitivo, se comporta mejor. Y, además de otras mejoras, la velocidad punta del anterior era de 177 km/h, y este alcanza los 200", dice Óscar. "Sobre todo, es más cómodo", apunta Diego. Y lo siguiente, el recorrido.

"Nos va a ir bien, es más rápido", dice el piloto madrileño antes de explicar lo "positivo" del cambio de escenario: "Es muy diferente: pistas, ríos secos, arena… En los últimos dos años todo fue arena y, de quedarnos en Sudamérica, no habría rally. Vuelve el espíritu del Dakar. Va a ser muy largo y muy duro". Y muy seguido… Compartirán desierto con dos estrellas: Carlos Sainz y Fernando Alonso. "Hace tres años no sabíamos ni qué haríamos el Dakar, ahora vamos a por el tercero y corriendo con dos ídolos", señala Íñigo Trasmonte, director de comunicación de SsangYong.

"Estoy encantado, son ídolos, contaré a mis nietos que corrí con ellos", cuenta con emoción el gallego. Y, ¿cómo ven al rookie? "Con el corazón, creo que lo hará de la leche, con la cabeza… Es como pasar de los 100 metros lisos a una maratón. Ahora, meterse aquí es de elogiar", añade Vallejo, y Fuertes dice sobre la llegada del bicampeón de la Fórmula 1 a la disciplina del raid más duro y exigente del planeta: "Depende de cómo se lo tome. Si hace los primeros días detrás de Giniel De Villiers puede llegar a la jornada de descanso dentro del Top 7". Ahora, puestos a imaginar, prefiere hacerlo con una foto de los mejores españoles: "Sainz, Alonso y Fuertes, imagínate… (risas)". Por qué no.