Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

AUTOMOVILISMO | INDY 500

Andretti persigue a Alonso para la Indy 500 con un motor Honda

El equipo negocia con el asturiano para las 500 Millas pero el suministrador japonés puede ser un obstáculo. La otra vía, volver con McLaren.

Fernando Alonso, con McLaren Andretti Honda en la Indy 500 de 2017.
Thomas J. Russo

Cuentas pendientes y un reto, el de la Triple Corona, que no se resolverá en el Dakar. Fernando Alonso quiere ganar las 500 Millas de Indianápolis en 2020 y Andretti Autosport va a por él, según ha podido saber AS de fuentes conocedoras de las negociaciones. Se trata de una de las escuderías más fuertes de la IndyCar y con la que el español hizo su debut en el óvalo en 2017, entonces asociado a McLaren. Las relaciones son buenas y las intenciones también, pero no está cerrado y hay un escollo importante: esta estructura utiliza motores Honda y aunque en teoría los nipones no tienen facultad para escoger o vetar pilotos, Honda Japón no tiene por qué estar conforme con esta clase de acuerdos por su tumultuoso pasado en la F1.

En cualquier caso, desde el bloque de Michael Andretti (ex de la F1 e hijo del campeón Mario Andretti) ya se han iniciado las conversaciones con Fernando, piloto de Toyota en el Dakar que ha competido en Estados Unidos durante 2019 bajo el amparo de General Motors con Chevrolet y Cadillac. La vía lógica de Penske, que es el mejor equipo Chevrolet y próximo propietario del campeonato, parece cerrada. Al otro lado está McLaren, fusionados a Schmidt Peterson para correr toda la temporada con Pato O’Ward y Oliver Skew, pero muy pendientes de los planes de Alonso: le han ofrecido su tercer monoplaza para la Indy 500 y quieren cumplir el sueño de la Triple Corona. Ya ganaron Mónaco en 2007, esperan ir juntos a Le Mans en el futuro y para el asalto a Indianápolis comparten ambiciones y llegaron de la mano. Zak Brown espera convencerle. Este año el piloto permanece unido a Woking como embajador.

Andretti tiene entre su alineación de 2020 a Alexander Rossi (ganador de la Indy en 2016), Ryan Hunter-Reay (vencedor en 2014), Marco Andretti (cuatro veces top-3), Colton Herta (ganó en Indianápolis en 2018 dentro del certamen de acceso, Indy Lights) y Zach Veach. La última victoria de esta escudería en las 500 Millas la firmó Takuma Sato en 2017, cuando el asturiano se quedó sin motor al encarar el último tercio de la prueba habiendo comenzado quinto y siendo elegido rookie del año.

Un McLaren Andretti que no se consumó

Aunque los chasis son comunes en el campeonato norteamericano, la incidencia de los equipos en el rendimiento y las prestaciones del monoplaza es fundamental a través de los reglajes y la fabricación de diversos componentes, como ya se demostró en la no clasificación de Fernando hace unos meses en un grupo demasiado verde de McLaren y Carlin. A partir de entonces, Brown ha intentado asociarse con Andretti para emprender su proyecto a tiempo completo en la IndyCar. Ayudaban las buenas relaciones con los propietarios, una muy buena oferta económica y su pasado común en la competición, pero debían cambiar Honda por Chevrolet y la operación no se consumó.

En cuanto a Alonso, aparte del Dakar y las 500 Millas, poco se sabe de sus planes para llenar el calendario del año que viene. En 2019, el primero sin F1, se acerca a la decena de competiciones sumando las últimas carreras del WEC, el desastre de Indy y sus primeros pasos en los raids. Si vuelve o no al Gran Circo se decidirá antes de 2021, cuando el amplio cambio normativo debe comprimir la parrilla. Quedan carreras icónicas inexploradas, aunque la primera de la lista se disputa a 500 Millas en Indianápolis. Y allí irá con todas las garantías.