Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

F1 | AUSTIN | HAMILTON

"Mi padre me dijo con seis años que no me rindiera nunca"

Hamilton, orgulloso hexacampeón del mundo: "No sé de campeonatos, pero como deportista estoy fresco y preparado para la siguiente carrera".

"Mi padre me dijo cuando tenía seis años que no me rindiera"
Mark Thompson AFP

Lewis Hamilton, el hombre del día, envuelto en la bandera británica antes de subir al podio del GP de Estados Unidos. Con 34 años, ya tiene seis Mundiales y su reinado aspira a no tener fin a corto plazo junto a un Mercedes arrollador. El piloto, feliz tras la carrera en la que acabó segundo: "Es tremendo, ha sido una carrera durísima y ya el sábado fue un día complicado para nosotros. Valtteri hizo un grandísimo trabajo en clasificación y yo quería remontar para dar un doblete al equipo, aunque no pensaba que una estrategia a una parada fuese posible. He hecho lo que he podido y he sentido muchísima emoción. Está aquí todo el equipo, mi padre y mi madre, mi madrastra y mi padrastro, mi tío George, están todos".

"Cuando tenía seis años mi padre me dijo que nunca debía rendirme y es un lema de la familia. Tiraba tan fuerte como podía y esperaba poder ganar aquí, pero no tenía neumáticos y no pudo ser", expresó Hamilton, orgulloso. ¿Cuándo parará? "No sé de campeonatos, pero como deportista estoy fresco y preparado para la siguiente carrera. No vamos a bajar la marcha, seguiremos al máximo. Gracias a todo el equipo y a todos los aficionados británicos, he visto muchísimas banderas, muchas gracias por tanto apoyo".

"Estoy más allá del séptimo cielo, sinceramente es difícil entender cómo me siento ahora porque es pura felicidad", completó Lewis ya en la rueda de prensa oficial de la FIA antes de explicar que esta temporada no ha sido tan cómoda como dicta la clasificación (67 puntos de ventaja sobre Bottas): "Es el año más duro que recuerdo, y es complicado que la gente lo entienda porque no están conmigo todo el rato ni ven los altibajos que tiene un atleta en su cabeza. Pero ha sido todo un desafío trabajar con los chicos, mantener el nivel físico y la salud, los viajes que hacemos, los altibajos que sufrimos, aquí y fuera del deporte".

"Estoy muy agradecido a todos en la fábrica y es un honor y un privilegio trabajar con este equipo y ser capaces de tener esta plataforma para nuestras actuaciones, como la de esta carrera", añadió. Y el Mundial tuvo una dedicatoria especial: "Echo mucho de menos a Niki, hoy se habría quitado la gorra. Y ayer me hubiera dicho que me paga demasiado, pero hoy se habría quitado la gorra. Yo no habría sido capaz de hacer esto sin él, así que está con nosotros en su espíritu".