Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

MOTOGP | GP DE TAILANDIA

Pol Espargaró: "Ha ido bastante bien y no me quejo"

Ha completado satisfactoriamente sobre la KTM sus primeras 20 vueltas en el FP1 de Tailandia, 12 días después de la operación del radio del brazo izquierdo.

Pol Espargaró: "Ha ido bastante bien y no me quejo"
Pol Espargaró Media

Además de ser testigo directo de la "violenta y agresiva" caída de Marc Márquez, como él mismo describe para As desde su oficina en el paddock del Chang International de Buriram, en Tailandia, Pol Espargaró fue noticia por sí mismo, por ser capaz de subirse a su KTM de MotoGP sólo 12 días después de ser intervenido de su fractura en el radio distal del brazo izquierdo. Lo ha hecho a buen nivel, con un total de 20 vueltas en el FP1, con un mejor crono de 1:31.895 que le ha situado decimotercero a 0.916 de la cabeza que ha ocupado Maverick Viñales.

“Estoy contento. Era mi intención dar vueltas y ver cómo estaba, para intentar apretar al final una vuelta. Ha salido bastante bien tal como lo he hecho y no me quejo. El único problema es que conduces sabiendo que tienes algo que no es normal, pero contento”, asegura el español al mismo tiempo que ya tenía puesta en su brazo izquierdo la máquina de crioterapia y presoterapia, "genera presión para drenar y deshinchar la zona lesionada". Sobre la máquina, bromea: "Se ha convertido en los últimos días en una extremidad más de mi cuerpo”.

Y añade: “Limitaciones físicas no tengo muchas y tampoco siento mucho dolor. En frenadas fuertes y en el ángulo de izquierdas igual tengo algún problema, pero es más psicológico que físico, porque sabes que no estás al cien por cien. Cuando notas que no algo no está correcto, te falta el último plus, que en MotoGP es todo, porque esas dos o tres décimas son arriesgar al máximo”.

Lo mejor para Pol y para KTM es que el palo y la lesión de Aragón empieza a quedar atrás. “Voy a poder salir al entrenamiento de la tarde y no peligra el resto del fin de semana”. Y a partir de ahí seguirá creciendo. A ver hasta dónde, pero hay que recordar que en Alcañiz había sido quinto en la combinada de los tres primeros libres antes de que llegara el mazazo de la lesión en el FP4.