Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

MOTOGP | GP DE TAILANDIA

Aleix: "Lo que ha hecho Pol sirve para ver quién le pone narices"

Sin citar a ningún otro piloto, el de Aprilia deja caer que la recuperación de la fractura de su hermano sirve para "ver la diferencia entre la gente que quiere estar".

Aleix: "Lo que ha hecho Pol sirve para ver quién le pone narices"
Mirco Lazzari gp Getty Images

Aleix Espargaró fue séptimo con la Aprilia en Aragón, lo que fue un gran resultado para su fábrica, pero no para él, que quiere más. Ahora, en Tailandia, deja claro que no se divierte en estos momentos en MotoGP, porque le faltan armas para luchar más arriba, al mismo tiempo que deja muy claro lo orgulloso que está de la increíble recuperación de su hermano Pol, que sólo 12 días después de ser operado de la fractura en el radio de su brazo izquierdo vuelve hoy a subirse en su KTM.

-A pesar del buen resultado de Aragón, se le ve un poco escéptico en Tailandia. ¿Por qué?

-Aragón se adapta bastante bien a nuestra moto porque casi no hay aceleraciones de cero y casi todas las frenadas son con inclinación. A mí me gusta ver a mi equipo contento, pero hicimos séptimos… Tampoco es para tirar cohetes. ¿Mucho mejor que otros fines de semana? Sí, pero es que lo otro es un desastre. Un séptimo debería ser un resultado normal porque Aprilia es una fábrica muy grande y estar tan contentos con un séptimo es que algo falla.

-¿Qué le parece ver aquí a Pol sólo unos días después de su fractura?

-No me impresiona verle aquí, lo que me impresiona es que el martes ya hacía flexiones, saltaba a la comba y tocaba el piano. Cuando hay unas lesiones así, es cuando realmente ves la diferencia entre la gente que quiere estar y que le pone las narices.

-¿Lo dice por alguien en concreto?

-No. De verdad que no. Si os fijáis en la carrera deportiva de mi hermano y en la mía, siempre nos hemos dejado la piel; y un ejemplo clarísimo es lo que ha hecho Pol ahora. ¡Qué se ha partido el radio por la mitad, le han operado y está aquí! Es un ejemplo brutal de superación.

-Rossi va a cambiar de jefe de mecánicos el próximo año. ¿Plantea algo así en su equipo?

-Me ha sorprendido mucho lo de Vale, porque David Muñoz (actual jefe técnico de Bulega) en el pasado fue una de mis opciones en MotoGP. Hablamos con él y al final no se concretó. Pero le conozco muy bien, porque fue mi primer mecánico en el Mundial con 15 años y me he alegrado mucho por él. En mi caso, dentro de los problemas, estoy súper contento con mi equipo. La llegada de Antonio Jiménez nos ha traído mucha estabilidad, con su experiencia, y sabe llevar al grupo. Y no creo que mi problema sea mi equipo humano, esas siete personas con las que estoy.

-Dice que a Aprilia le falta pensar más a lo grande...

-En mi opinión, el problema que hemos tenido en Aprilia hasta ahora es que cogíamos la moto, la cargábamos en el camión e íbamos a otro circuito. Y vamos dando vueltas al mundo. Ha faltado organización, muchísima ambición, prioridades… Creo que con la llegada de Massimo Rivola el tema de la organización ha mejorado muchísimo, han llegado los ingenieros nuevos, hemos cambiado el túnel del viento y al final de año llegan más ingenieros… creo que es la primera vez desde que estoy aquí que esto realmente va a cambiar.

-¿Su futuro?

-Voy a decidir el año que viene. No lo paso muy bien en este campeonato, no disfruto estando tan atrás. Llevo desde los 15 años aquí y ahora a los 30 puedo decir que si me tengo que ir a casa lo haré muy feliz. Si la moto 2020 es competitiva, me gustaría quedarme, porque tengo muchas ganas de hacerlo bien con la Aprilia, porque sería una satisfacción brutal. Pero todo dependerá de cómo vaya la moto.

-¿Aprilia o nada?

-Tampoco es eso. Tengo sólo 30 años y me quedan un par o tres de temporadas buenas, no más. Mi idea es Aprilia pero ya veremos…