Competición
  • Clasificación Eurocopa

FÓRMULA 1

La FIA puede prohibir correr a Williams en el GP de Australia

La FIA puede prohibir correr a Williams en el GP de Australia

Mark Thompson

Getty Images

El equipo de Grove ya tuvo que modificar sus espejos tras una petición de Racing Point. La suspensión delantera del FW42 es la parte más crítica.

A perro flaco todo son pulgas. Este refrán se podría utilizar para describir la situación que Williams está padeciendo estas últimas semanas. Tras no poder disputar los primeros días de pretemporada por un problema con los proveedores, la escudería de Grove podría no conseguir el OK de la FIA para disputar el Gran Premio de Australia 2019.

Según informa 'Motorsport', la Federación Internacional del Automovilismo ha recibido varias reclamaciones por parte de diferentes equipos sobre dos aspectos del FW42 cuya legalidad cuestionan: espejos y suspensión delantera.

Si bien el primer elemento ya fue modificado en la segunda semana de entrenamientos, volviendo a una versión más tradicional y eliminando su forma cóncava y división en tres lentes distintas dejando sólo la parte central, exageradamente pequeña, para la visión de los pilotos, la segunda pieza puede estar suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para los técnicos liderados por Paddy Lowe.

Rediseñar esta zona del monoplaza de Robert Kubica y George Russell, que esta temporada ha elevado su punto de anclaje con respecto a la rueda y ha cambiado el ángulo de los triángulos superiores, posicionando el transversal de forma más izada y separada del triángulo inferior, es una labor que lleva semanas de desarrollo. Y sólo faltan 10 días para la prueba en Albert Park.

"Vamos a ciegas a Australia. El coche está muy lejos de ser óptimo", reconocía Robert Kubica tras completar los test en Montmeló. Un mal inicio para una histórica escudería que lucha por abandonar la última fila de la parrilla y que debería tener consecuencias en su parte alta del organigrama.