Top 10

Los mejores juegos de la primera Xbox: 20 años desde la apuesta de Microsoft por las consolas

La redacción de MeriStation vota para elegir los títulos más destacados de Xbox, una consola que marcó un antes y un después en la industria del videojuego.

Xbox Series X y Xbox Series S salieron a la venta el pasado 10 de noviembre. Dos décadas antes, los actores eran diferentes. Nintendo y SEGA continuaban desarrollando hardware, mientras que Sony ya se había convertido en el líder del sector con su PlayStation, un título que revalidó con su segunda máquina de sobremesa. Por aquel entonces se produjo el tropezón de Saturn, un golpe del que SEGA jamás se recuperó. Dreamcast sucumbió, pero Xbox inició su andadura con una máquina potentísima para su tiempo.

Que Microsoft y SEGA colaboraron en la creación de Dreamcast es vox populi. La intención era trasladar el sistema operativo Windows CE la máquina de los japoneses. En cualquier caso, los ingenieros de DirectX se las ingeniaron (valga la redundancia) para construir un prototipo de Xbox, que fue anunciado oficialmente en 1999, aunque se produjeron bastantes retraso. Finalmente, la máquina fue comercializada en noviembre del 2000 en Estados Unidos, mientras que en el resto de territorios llegó a principios del año siguiente.

Más allá de su potencia bruta, los de Redmond aprovecharon para introducir una de las piezas habituales en PC, el disco duro. Las consolas, sistemas cerrados, todavía seguían utilizando tarjetas de memoria extraíbles. Sin embargo, el futuro ya apuntaba hacia una nueva dirección. Tampoco hay que olvidar que el enfoque hacia los servicios vino de la mano de una decisión un tanto controvertida. A pesar de que los servicios online siempre habían sido gratuitos en ordenador, Xbox Live Gold lo implementó como servicio de suscripción, algo que se mantiene hasta la fecha. Eso sí, Xbox venía con el modem incorporado, mientras que en consolas como PlayStation 2 había que comprarlo aparte.

Veinte años después de su lanzamiento, el nombre de Xbox no engloba solo a un grupo de consolas. Phil Spencer, actual jefe de la división, reformuló la estrategia de una compañía que había errado con las políticas de Don Mattrick. Tras su salida, Spencer hizo y deshizo, hasta llegar al momento actual, en el que Xbox también ha llegado al PC y a dispositivos móviles. Antes de todo esto, cuando Xbox Game Pass era todavía inimaginable, la primera consola irrumpió en el mercado. Y lo hizo con grandes títulos. ¿Cuáles son los mejores? Reducir los títulos a una lista de tan solo diez juegos es dejarse mucho por el camino, pero en MeriStation nos hemos reunido de nuevo para seleccionarlos con nuestros votos.

Xbox TOP 10
The Rock y Bill Gates durante la presentación de Xbox.

10. Dead or Alive Ultimate

Cuando todo el mundo esperaba la cuarta entrega de Dead or Alive, el Team Ninja sorprendió con este exclusivo para la primera Xbox. Fue en 2004 cuando el equipo liderado por Tomonobu Itagaki comercializó Dead or Alive Ultimate, un título que incluye una versión a mayor resolución de la primera entrega de la marca, disponible originalmente en Sega Saturn. Sin embargo, el videojuego más atractivo de este producto es el remake expandido de Dead or Alive 2, que aprovecha las capacidades de Xbox para ofrecer unos gráficos a la altura. Sus escenarios son mucho más profundos y ricos. En ese sentido, sigue la estela del tercer videojuego, que también salió en exclusiva para este sistema.

En una época en la que el género de la lucha 3D ya estaba bien consolidado (no olvidemos juegos como Tekken 4, Soul Calibur 2 o Virtua Fighter), el explosivo título de Itagaki brillaba con luz propia. Su sistema de batalla exigente nos invitaba a dominar cada una de las técnicas, que luego podíamos poner en práctica contra nuestro rival, ya fuera en nuestra propia consola o a través de la red, en partidas online.

9. Half-Life 2

La discusión sobre cuál es el mejor videojuego de la historia ha inundado los debates desde que Internet existe, incluso desde la era dorada de las revistas en papel. Títulos de la talla de Super Mario 64, The Legend of Zelda: Ocarina of Time o Half-Life 2 siempre han estado en las quinielas. Curiosamente, la primera entrega del título de Valve salió el mismo año que la aventura de Link en Nintendo 64. Las oscuras vivencias de Gordon Freeman redefinieron el género del shooter, no solo gracias a su profunda narrativa, sino también a través de una cuidada y exquisita jugabilidad.

I want to believe, y vaya si creyeron en la primera Xbox. Half-Life 2 ha tenido versiones de consola posteriores, pero la máquina de los norteamericanos albergó títulos que habían sido exclusivos de PC hasta el momento. Es verdad que PlayStation 2 contó con una conversión del primer juego, pero la secuela fue exclusiva de PC y Xbox hasta la siguiente generación de consolas. Poco se puede decir de Half-Life 2 en tan pocas líneas, nos quedaremos en que se trata de una obra maestra atemporal que nadie se debe perder aunque es verdad que esta versión no llegaba a las cotas de PC y la consola de Xbox iba al límite. En plataformas posteriores (Orange Box) se pudo disfrutar al máximo, pero eso no impidió que Half-Life 2 fuera, sin duda alguna, todo un hito en la primera consola de Microsoft.

8. Splinter Cell: Chaos Theory

Cuando hablamos de juegos de espías, nos vienen a la mente obras como Metal Gear Solid, Deus Ex o Dishonored, videojuegos que nos invitan a infiltrarnos sin que los enemigos nos vean, todo ello mientras neutralizamos a hostiles o nos deslizamos sigilosamente. En los años de PlayStation 2, GameCube y Xbox, los jugadores compararon a Solid Snake con Sam Fisher. Este último es el protagonista de Splinter Cell: Chaos Theory, un título basado en la obra de Tom Clancy que completa la primera trilogía de la saga por todo lo alto. Se dice que las comparaciones son odiosas, y lo cierto es que la propuesta jugable de Ubisoft difiere bastante de la de Konami, aunque ambos compartan elementos de infiltración.

Año 2007, un futuro alternativo (y ya es pasado para nosotros). Japón, China y Corea se hallan en una especie de guerra fría, un conflicto que termina detonando cuando los chinos se saltan las leyes internacionales para crear una división destinada a su autodefensa. En ese clima marcademente hostil, Sam Fisher se funde con las sombras. Destaca el uso de los artilugios y las distintas mecánicas jugables que nos permiten avanzar y resolver las situaciones, un sistema de juego que se aleja bastante de la aproximación más directa que se hizo en futuras interacciones de la serie.

7. Forza Motorsport

El reto de construir una plataforma desde cero, en este caso una consola de videojuegos, es contar con licencias que te permitan atraer la atención de los jugadores, sobre todo mediante obras que terminen siendo indisociables a tu marca. En el caso de Xbox, Microsoft diseñó, desarrolló y comercializó el sistema muy rápido, por lo que tuvo que actuar con igual presteza a la hora de nutrir su catálogo de juegos. Los títulos de conducción son una buena puerta de entrada, y los de Redmond hicieron un buen trabajo en ese sentido. Además de Project Gotham Racing, que ha recibido los votos de la redacción pero no ha entrado finalmente en el top, Forza Motorsport se ha convertido en el juego de conducción más influyente de la marca Xbox.

PlayStation tiene a Gran Turismo y Xbox cuenta con Forza Motorsport (y Forza Horizon, pero eso ya es posterior). Más allá de la calidad del producto como tal, indiscutible, el primer videojuego de esta saga colocó las bases que se han desarrollado a lo largo de las múltiples secuelas, todas ellas desarrolladas por Turn 10 Studios. Xbox necesitaba competir contra PlayStation 2 y lo hizo con un videojuego espectacular, un simulador lleno de opciones y de vehículos. Por añadidura, estaba dotado de un aspecto gráfico impresionante para la época.

6. Jade Empire

BioWare dejó atrás los mundos de Dragones y Mazmorras que había cultivado con juegazos de rol como Baldur's Gate y Neverwinter Nights. Se lanzó a la galaxia muy, muy lejana de la mano de Star Wars: Caballeros de la Antigua República, pero también publicó un videojuego único que al menos de momento no ha tenido secuela. La Xbox original fue hogar de grandes RPG, videojuegos que no estaban en el catálogo de ninguna otra consola. La alianza entre BioWare y Microsoft trajo consigo la llegada en exclusiva de Jade Empire, un título que primero vio la luz en Xbox y que luego dio el salto a PC.

El sistema de juego de Jade Empire mantiene muchos de los rasgos habituales de los videojuegos de BioWare, lo que incluye un sistema de moralidad y un desarrollo que se basa en los diálogos y en el sistema de combate. Las decisiones, la creación del personaje, la subida de niveles y otros aspectos familiares están bien presentes, pero esta producción opta por un combate inspirado en las artes marciales que lo convierte en un producto bastante especial dentro del catálogo de BioWare (y de los RPG en particular). Además, es una fantasía oriental de la china imperial, lo que lo diferencia temáticamente de todo lo realizado por la desarrolladora hasta la fecha.

5. Halo 2

El estreno de Halo: Combat Evolved marcó un antes y un después. A lo largo de los años, sagas como Fable, Gears of War o Forza Motorsport han llegado a mimetizarse con el nombre de la división, pero ninguna ha llegado al nivel de Halo en lo que a repercusión se refiere. El Jefe Maestro es un personaje identificable, incluso a pesar de que su rostro siempre permanece oculto bajo su icónico casco. Si el primer videojuego de la saga ya era brillante, Bungie mejoró todos los aspectos jugables y gráficos en la secuela.

En el año 2004, fecha en la que se comercializó, Xbox ya tachaba los días en el calendario. El fin de la generación estaba en el horizonte y Xbox 360 seguía prevista para finales de 2005. ¿Qué mejor manera que finalizar su andadura con un nuevo Halo? Después de todo, el título original fue el que se estrenó con la consola. Halo 2 se erige sobre los mismos cimientos que su precuela, pero con muchísimos añadidos, unos modos multijugador realmente fantásticos y una construcción del universo que continúa desentrañando los misterios de la galaxia. Acción, disparos, escenarios amplios, vehículos, variedad de situaciones y una campaña espectacular coronan a Halo 2 como uno de los mejores de la máquina de Microsoft.

4. The Elder Scrolls III: Morrowind

A día de hoy, tantos años después de su lanzamiento, The Elder Scrolls III: Morrowind está considerado como uno de los mejores juegos de la saga. De hecho, no son pocos los que lo defienden como el más destacado. No es para menos, ya que Bethesda dio un salto descomunal con esta entrega, que de alguna manera señaló la dirección a seguir a otros RPG posteriores. Ni Oblivion ni el exitoso Skyrim hubieran sido posibles sin la influencia de esta auténtica obra maestra, que los jugadores de Xbox tuvieron el lujo de recibir en exclusiva de consola.

En la época actual es difícil imaginar que un producto como The Elder Scrolls V: Skyrim no salga en consolas. El juego está disponible hasta en Nintendo Switch, una máquina con un componente portátil claro. Sin embargo, en el pasado, ninguna consola de sobremesa disponía de este tipo de videojuego de rol occidental. Morrowind, con su mundo abierto, ofrecía un sinfín de posibilidades al jugador, puesto que su personaje se perdía entre la maraña de misiones y tareas a realizar. A pesar de que la versión PC era superior, el hecho de poder disfrutar de la experiencia a los mandos era ya un motivo de celebración. El disco duro y el potente hardware de Xbox fueron los artífices de abrir las puertas a un universo de nuevas posibilidades.

3. Star Wars: Caballeros de la Antigua República

La era de los Skywalker se ha narrado en multitud de productos a lo largo de todos estos años. Las películas, los cómics, las novelas y los videojuegos han ahondado en ese período histórico de la galaxia, dominada por el Imperio Galáctico. Muchos siglos antes de que la Rebelión se levantara contra Palpatine, la Orden Jedi gozada de gran prestigio e influencia, pero los Sith seguían al acecho. Star Wars: Caballeros de la Antigua República, también conocido como KOTOR, es una de las obras maestras de BioWare. Podemos decir sin ningún atisbo de duda que es asimismo uno de los productos de Star Wars más celebrados de la historia.

El estudio de Baldur's Gate y Mass Effect supo captar la esencia de la saga y hacer algo que no todos los autores han sido capaces: aportar algo al universo. La Antigua República, una era anterior a la Alta República, se ambienta miles de años antes de la batalla de Yavin, por lo que es prácticamente un lienzo en blanco. Con su buen hacer, BioWare llevó a Xbox un videojuego que no solo es rico en su narrativa, sino que se vale de muchas de las mecánicas RPG que el estudio había implementado hasta entonces para construir un videojuego profundo, con un combate estratégico bien pensado y un desarrollo narrativo que nos lleva a tomar decisiones y a forjar el presente y el futuro del protagonista, de la gente que nos acompaña y de la galaxia.

2. Ninja Gaiden Black

Los juegos de ninjas ya tenían una larga historia a sus espaldas antes de que Xbox salieran a la venta. De hecho, la propia saga Ninja Gaiden había estrenado su primer videojuego en la NES. El Team Ninja, con el siempre polémico Tomonobu Itagaki a la cabeza, fue capaz de relanzar la marca con uno de los mejores juegos de acción que se han hecho hasta la fecha. Ninja Gaiden se comercializó en 2004 e hizo gala de impresionantes gráficos, un aspecto visual que hacía honor a la máquina en la que funcionaba.

En esta clase de productos la fluidez es imprescindible, especialmente cuando la jugabilidad premia la habilidad y la agilidad a la hora de afrontar los combates. En la actualidad, Dark Souls se utiliza como sinónimo de juego difícil, pero antes de que From Software saltara a la fama por este tipo de videojuego, Ninja Gaiden ya era conocido por su dificultad considerable. Esta edición es una versión mejorada del título original, que no solo incluye todo el contenido, sino también otras mejoras adicionales. Los menos hábiles a los mandos tienen la posibilidad de afrontar el reto gracias al modo Ninja Dog, un modo de dificultad más asequible.

La historia Ryu Hayabusa se despliega en todo su esplendor de la mano de esta versión para la primera Xbox. Por desgracia, el recopilatorio que saldrá en consolas modernas incluye Ninja Gaiden Sigma, una edición que no llega al nivel de Black. Al parecer, el código original se perdió por el camino. Aun así, el juego es retrocompatibles con Xbox 360, Xbox One, Xbox Series X y Xbox Series S.

1. Halo: Combat Evolved

Si hay un juego que se identifica con la marca Xbox desde aquellos inicios, ese es sin duda Halo, un título desarrollado por Bungie que curiosamente fue anunciado inicialmente para Mac. De hecho, la presentación se llevó a cabo con Steve Jobs al frente, aunque en esto de los videojuegos se suelen dar giros inesperados, como el que finalmente ocurrió. El estudio terminó dentro de Microsoft y el título se trasladó a su nueva máquina. Era el inicio de una historia que todavía hoy continúa, ahora en manos de 343 Industries.

Sea como fuere, con este primer Halo se establecieron unas bases sólidas, que han articulado la jugabilidad desde el primer videojuego hasta el último. Además de una adaptación perfecta del género shooter a los mandos, tanto la campaña como los modos multijugador son extraordinarios y se sienten actuales. Mención especial a la inteligencia artificial de los enemigos, un aspecto que forma parte del ADN de Halo y que ya sorprendía en la primera entrega. Es la historia del Jefe Maestro, un protagonista al que siempre le vemos con su casco y armadura, pero que ha pasado a la historia del videojuego como uno de esos personajes que todo el mundo reconoce e identifica.

Toda consola debe venir acompañada de buenos juegos, productos que llamen la atención de los jugadores y que inviten a los consumidores a fijarse en tu plataforma. Entrar en un mercado tan competitivo como el de las consolas nunca es sencillo. Con todo, Microsoft tiró la casa por la ventana (porque podía hacerlo, es una de las empresas más grandes del mundo). La pregunta que hay que formularse: ¿Xbox habría tenido futuro sin Halo? Es complicado de contestar, pero lo que tenemos claro es que no habría sido lo mismo. El Jefe Maestro es sinónimo de Xbox. Halo: Combat Evolved es un imprescindible que se puede jugar de la mejor de las maneras gracias a The Master Chief Collection, también actualizada para la nueva generación de consolas Microsoft y el PC. Nadie se lo debe perder.

Jade Empire

Bioware transporta al jugador a un mundo de ambientación oriental para hacerle vivir otro de sus excelentes RPGs.
Jade Empire