Half-Life 2
Half-Life 2
  • Plataforma XBX
  • Género Acción, First Person Shooter
  • +16
Carátula de Half-Life 2

El crack de Valve sobresale también en Xbox

Juan Porteiro

Gordon Freeman hace su segunda aparición en consolas después de un defenestrado intento en Dreamcast. La excelente aventura de PC mantiene un nivel muy alto también en esta conversión a Xbox, a la altura que se merece. Todos los detalles, en nuestro análisis...

Hace ya unos años, Valve Software presentó un juego llamado Half Life que revolucionó el género de la aventura en compatibles (aunque pareciese un FPS) desde sus principios más básicos, pasando por un diseño de IA alucinante para la época y un universo medio terrenal medio extraterrestre que cautivó a toda una generación de jugadores. Este juego se llevo todos los premios que existen -y más-, y Gabe Newell y su gente desde ese momento cargaron además con una responsabilidad muy grande: crear una secuela a la altura.

Después de muchos retrasos, de momentos dramáticos (robo de parte del código fuente), de más retrasos, de polémicas (el anuncio de que el juego necesitaría internet para poder registrarse sí o sí), y de nuevo de más retrasos, Half Life 2 vió la luz en compatibles en Noviembre del año pasado. Naturalmente, y como suele pasar con todas las secuelas de grandes juegos, se agotó en las tiendas -incluso con la polémica del Steam y todo- a los pocos días. Newell esperó la respuesta de la gente sobre su obra. No tuvo que esperar mucho para oír las primeras voces sobre el juego: increíble, apoteósico, perfecto o excelente fueron algunas de las muchas alabanzas que recibió. De nuevo, a hacer sitio en la estantería para otra nueva oleada de premios…

Desde entonces, los usuarios de consola estamos esperando la llegada del juego a nuestras máquinas, y si ya el original Half Life apareció en una versión 'rebajada' en PS2, ahora la máquina que más se ajustaba -de hecho, la única- a las condiciones idóneas para hacer un port era la máquina del Sr. Gates. Rumores de una posible cancelación del proyecto, de su pase a la next-gen o del baile de fechas, pero tenemos en nuestras manos por fin la esperada conversión de la segunda obra maestra de Valve Software. Bienvenido de nuevo a las consolas, Sr. Freeman.

Half Life basa todo su potencial en varios frentes, pero todos ellos igual de importantes e igual de cuidados. Desde su primera parte, Valve ha intentado introducir elementos que sacaban al jugador del encasillamiento que producía el punto de vista en primera persona, para añadirle muchos momentos de aventura y unos puzzles ingeniosos perfectamente embutidos en la trama y en los escenarios. Además, la aparición de otros personajes que interactuaban con el usuario -científicos, soldados o los monstruos- se mezclaban con momentos 100% frenéticos propios de un shooter de los de toda la vida, ampliando aún más la experiencia que se le ofrecía al jugador.

Era un juego-script todo en sí, es verdad, pero estaban tan bien implementados y los demás personajes reaccionaban tan bien a todo su mundo -aunque Freeman no estuviese en acción en ese momento, como peleas las entre soldados y monstruos, donde nos podíamos quedar mirando cómo se masacraban- que nos hacía sentir parte de ese mundo, pero no el centro del mismo. La sensación es que estábamos metido en un 'fregao' importante y con el mundo en peligro, pero lo único que queríamos era sobrevivir, no salvarlo. Un héroe con connotaciones individualizadas, pero que al mismo tiempo nos identificaba con él por la poca importancia previa que tenía el personaje en su entorno. Era un trabajador más, no era el Jefe Maestro desde el principio.

Gordon Freeman, después de los hechos acaecidos en Black Mesa en la primera parte, se encuentra en una ciudad-cárcel llamada 'Ciudad 17'. Como en el original, estamos totalmente perdidos, sin saber a dónde ir o qué hacer, simplemente intentar evitar los bastonazos eléctricos de los guardas lo mejor posible. Desde ese momento vivirá una aventura que sobrepasa a la primera parte en todos los sentidos. Tendrá amigos -como Alyx-, enemigos, vehículos y nuevas armas. El Sr. Freeman está de vuelta para nuestro regocijo, así que mejor recibámoslo como se merece. Recarga tu traje si no quieres sufrir.



G r á f i c o s .-
Si hay un grupo programador que sabe optimizar un motor gráfico, éste ha sido Valve Software. Half Life 2 PC funcionaba a bastante buen nivel desde un ordenador con una tarjeta gráfica de las sencillas (una 9200), y siendo totalmente brillante en una máquina con 1Gb de RAM y una 6600 en su interior. Aquí el juego se mostraba en su máxima resolución y con AA a pantalla completa. Con esto queremos decir que cada usuario podía jugar a Half Life 2 de forma decente con unas características mínimas en su equipo. Traspasar este juego a las condiciones técnicas que podía soportar la maquinaria de la XBOX se suponía un trabajo duro, y en caso de poder hacerse, con claras pérdidas con respecto a su hermano de compatibles. Pues bien, Valve Software se ha encargado de echar por tierra estas aseveraciones que se veían casi como verdades irrefutables.

HL2 de XBOX es una muestra más del poderío de esta máquina en manos de un buen grupo programador. Si bien Doom3 ya fue una buena muestra, Half Life 2 es el modelo que bien puede servir de ejemplo de lo que es un port PC-XBOX hecho con esmero, ganas y talento. El apartado visual de HL2 es, en general, brillante. Es verdad que corre a 30 fps., en los entornos abiertos se utiliza la clásica niebla a lo lejos para suavizar el esfuerzo del motor gráfico y al girar la cámara rapidamente podemos ver algún pequeño bajón en el framerate. Pero por lo demás estamos ante un auténtico espectáculo visual, a la altura de los mejores títulos de la máquina. Ninja Gaiden, Halo2 o Las Crónicas de Riddick son otros ejemplos de buen hacer técnico y excelencias visuales. HL2 está a la altura de éstos.

El motor gráfico se ha modificado lo suficiente en cuanto a resolución y utilización de texturas para que vaya fluido casi en cualquier momento, incluso en las pruebas de estrés del engine, con varios personajes en pantalla, entornos con alta carga de geometría y efectos de partículas simultáneamente. Desde los escenarios interiores, pasando por las fases de la costa, cárcel, pueblos, diques, pantanos y la parte final dentro de la base alienígena, Half Life 2 es un compendio magistral de diseño, texturizado y aplicación de la luz ambiental.

Los modelados de los personajes son excelentes, con un texturizado facial y unos movimientos al hablar de primer orden. Tanto su vestuario como sus movimientos están perfectamente realizados, dando una sensación de realismo como no habíamos visto hasta ahora en un juego de estas características. Además, encontramos una gran variedad de NPC's con los que podremos hablar, nos ayudarán y  en ocasiones pelearán a nuestro lado.

Las armas del juego se han cuidado mucho, desde las más 'clásicas' (metralleta, pistola, escopeta, lanzamisiles) pasando por la ya mítica pistola antigravitatoria y las esporas de las hormigas-león. Todas tienen unos efectos de disparo y cadencia de tiro individualizadas, con una buena representación de fuego y un texturizado excelente. Su representación visual es, como decimos, inmejorable. Quizá lo que se le podía haber implementado es un movimiento más realista de retroceso en algunas de ellas, como la metralleta, aunque para muchos puede parecer que nos ponemos muy quisquillosos. Hay vehículos que también podremos utilizar, aunque no queda nada bien visualmente ver cómo se mueve el volante o el manillar sin unas manos que lo sujeten, o cómo cogemos objetos de la misma forma.

Uno de los 'defectos' del juego es la ausencia de efectos lumínicos en tiempo real, aunque lo compensa de sobra con una aplicación de la luz espectacular pero realista. Las texturas se han aplicado y realizado con mucho mimo en los escenarios, dando la sensación de realismo hasta en las fases nocturnas. También en los lugares donde encontramos focos de luz (o fuego) se ha cuidado muy mucho la luminosidad, con lo que nos encontramos unos entornos muy cuidados, con una paleta de colores amplísima y una ambientación al mismo nivel. Hay efectos gráficos que realmente quitan el hipo, aunque el que se lleva la palma es la visualización del agua, con un efecto de reflexión hiperrealista. Quizás su mayor defecto es que no refleja los elementos interactivos, pero da 'el pego' de manera más que sobresaliente. El fuego, humo, polvo y demás efectos de partículas están también muy trabajados, con el que se conforma un elenco de efectos especiales magníficos.

El diseño de producción de este título es, cuando menos, asombroso. Tanto escenarios, como las armas, los seres alienígenas -tanto terrestres como voladores- o las edificaciones tienen un nivel artístico envidiable, e incluso reconoceremos su inspiración, basándose en obras cinematográficas como el clásico 'La guerra de los mundos' o títulos más modernos como 'Starship Troopers' para algunos de los seres alienígenas. En cuanto a las construcciones, su grandiosidad está a la altura de su concepción puramente extraterrestre, así como elementos más pequeños pero igual de importantes (los scáners voladores o las abejas-sierra). En esta ocasión, y a diferencia de su primera parte, no viajaremos hasta su planeta de origen, pero la variedad de escenarios es tan grande y de tanta calidad que no lo echamos de menos.

Además de un apartado visual de gran calidad, también contamos con un motor físico que mantiene todas las características que lo han hecho un modelo a seguir en su versión PC. Todos los elementos que encontremos en el juego (y que podrían ser utilizados por una persona) son susceptibles de ser usados/movidos por los escenarios, conservando sus características de peso, resistencia, fricción y flotación. Los cuerpos de los enemigos también se pueden mover, y el amplio abanico de libertad que se abre con la pistola antigravitatoria merece un párrafo aparte dentro de la jugabilidad.

En resumen, el apartado gráfico de HL2 responde de manera espectacular, con ciertos defectos muy perdonables por el nivel que alcanza el resto. Un texturizado especial, unos personajes muy creíbles, una gestión facial impresionante, una física aplicada extraordinaria y un diseño de TODO el universo de la obra de Valve que es para quitarse el sombrero. Quizás lo que más llegue a molestar son algunas ralentizaciones al girar la cámara a gran velocidad, pero por lo demás no hay nada que decir, ya que nadie contaba con que la versión XBOX de este juego alcanzase el nivel que al que ha llegado. Impresionante.

M ú s i c a .-
Sigue fiel al estilo que insufló a su primera parte, con una banda sonora que aparece sólo en momentos puntuales, pero de gran calidad y dinamismo. Aporta emoción al juego, tensión a los momentos peliagudos y un aire de 'gran superproducción' por lo bien implementados que están los cortes en los momentos justos. La ambientación que logra está fuera de toda duda, y en definitiva es un apartado musical que, con este diseño, si tuviese más protagonismo cansaría, y con menos apariciones quedaría en el olvido. Se ha distribuído su presencia de forma excelente.




S o n i d o  F X .-

Los FX también tienen un nivel que raya la perfección. Desde los vehículos, pasando por las armas, las criaturas, el sonido ambiente de cada nivel -destacar el pueblo nocturno-, los momentos de combate y los sonidos fuera de toda comprensión que emiten ciertas máquinas y bichos. Todo está tan cuidado, con tanta atención al detalle como el diseño visual de los mismos elementos. La variedad y calidad de samplers existentes es inmensa.

Destacar el doblaje, el mismo que en la versión de compatibles. La interpretación en general es bastante buena (quizá a la parte final le falte algo más de dramatismo en las voces) y la cantidad de intérpretes distintos también es muy amplia. Potencia la inmersión en el juego de forma clara, y su ayuda a lograr un acabado brillante es directamente proporcional a su buena implementación con la técnica propia de Valve para lograr un lip-synch (sincronización entre movimiento de labios y voces) extraordinario. Muy bien, aunque seguimos sin oír la voz de Gordon… quizás para aumentar su leyenda.

J u g a b i l i d a d .-

Half Life 2 es, en esencia, un FPS con toques de aventura. Pero después de haberlo jugado os parecerá que HL2 es, en esencia, un tanto por ciento equilibrado de cada cosa. Fases de disparo, zonas de puzzles impresionantes, momentos de aventura, escenas de conducción, fases de infiltración, enfrentamientos titánicos,… un compendio de momentos estelares, majestuosos, inteligentes y llenos de detalles inolvidables. El comienzo de la aventura nos sitúa, como en el original, sin saber qué hacer. Eres de nuevo Gordon Freeman, después de los hechos ocurridos en Black Mesa. Un héroe para los que tienen conocimiento de ello, pero son malos tiempos para un héroe.

En esta ocasión, Freeman llega a Ciudad17, donde Barney (ese guarda de seguridad que forma ya parte del universo Half Life) es capaz de hacerlo desaparecer de la circulación. En ese momento entra en contacto con la resistencia, y en medio de un proceso de teleportación vuelven a ocurrir hechos inesperados que -de nuevo- ponen tu vida en peligro. Desde ese instante debes procurar sobrevivir a multitud de situaciones peligrosas y, al mismo tiempo, intentar salvar a la humanidad del yugo alinenígena.

El control de Freeman es totalmente configurable, lo cual hace que cualquier usuario lo personalice a su antojo. Aunque su punto de vista -en primera persona- le da un toque de shooter, el desarrollo de la historia, situaciones, personajes, puzzles y demás eventos que ocurren lo reconducen hacia la aventura, como ocurrió con su antecesor. Aquí no se trata de disparar a diestro y siniestro -de hecho, en algunas fases no habrá ni que apretar casi el gatillo-, si no que hablamos de una acción inteligente. Pensar y disparar serán tus prioridades casi en la misma proporción.

Quizás uno de los puntos fuertes de la jugabilidad de HL2 sea el exquisito motor físico que incluye, el ya famoso Havok 2. Con este motor y la ya famosa pistola antigravitatorio viviremos auténticos festivales de libertad de acción e interacción. Coger casi cualquier elemento del escenario -o empujarlo-, apuntar y disparar… esto vale tanto para la acción (en cierto pueblo y con ciertos discos radiales podemos pasar unos de los mejores 40 minutos de nuestra vida videojueguil) como para los puzzles (atención a la arena y a nuestras pisadas sobre ella). El diseño y aparición de esta arma es una de las grandes joyas que han sacado Gabe Newell y sus chicos. Hacia el final de la aventura esta arma se torna indispensable, y la verdad es que la munición para ella en esas mismas fases parecerá tener vida.

Sin embargo, HL2 también se ve recompensado en su impresionante ambientación. Ciudades sitiadas, al más puro estilo '1984' de Orwell, pueblos deshabitados, ciénagas y playas llenas de peligros… la inmersión que nos da el buen hacer gráfico y sonoro se ve potenciado por una atención al detalle en la jugabilidad que muchos juegos buscan, y que tendrán que fijarse en este para que les sirva de modelo. El otro gran icono de este juego son sus impresionantes puzzles. No sólo de disparar vive nuestro Gordon.

El diseño de los escenarios está marcado por una implementación de los puzzles majestuosa, en los que casi ninguno de ellos se nota metido 'a calzador'. Los elementos más inverosímiles nos servirán en muchas ocasiones para resolver un puzzle, gracias al motor físico (peso de los objetos), la combinación de varios de ellos para no llamar la atención,… en realidad los objetos más inofensivos o que menos parecen importar son los que en multitud de ocasiones nos ayudarán a sobrevivir. Este es otro de los logros de HL2: hacer que el jugador vea los escenarios como un todo, y no sólo como un 'envoltorio' donde transcurre la acción.

Está claro que los momentos de acción son muy importantes, de hecho algunos de ellos son ciertamente difíciles (hay una emboscada que os puede dar bastante la lata), pero en cualquier momento de ellos la sensación de estar enfrentándote a alguien vivo es innegable, y eso se debe gracias a una estupenda IA aplicada. Y se puede hablar de un trabajo excelente, ya que tanto los personajes humanos como los alienígenas parece que se rigen por comportamientos totalmente lógicos y razonados de su naturaleza. No es que sea perfecta, pero desde el nivel normal al difícil -el fácil la verdad es que es eso, muy fácil- cualquier tiroteo o enfrentamiento con enemigos alienígenas será un desafío que va 'in crescendo' hasta cotas que harán que saltéis de alegría al eliminar a ciertos enemigos.

Aparte de uno de los mayores inventos que ha hecho Valve con la pistola gravitatoria, también encontraremos otras grandes novedades en el juego: la conducción de algunos vehículos (en su primera parte podíamos controlar algunos, pero iban sobre caminos prefijados sin libertad alguna) que nos pueden dar momentos impagables de acción y de espectáculo. Otro gran acierto es la aparición y utilización de las hormigas-león y las esporas que harán que los controlemos. Ver cómo se cargan a un ejército ellos solitos, mientras siguen nuestras órdenes con simplemente arrojar esas esporas hacia el lugar donde se encuentran. Incluso utilizándolos en algunos puzzles, está claro que Valve ha innovado en este sentido, y no se ha limitado a darnos simplemente 'más' estilo Half Life, si no que este estilo lo ha potenciado y multiplicado con detalles como estes.

Sin embargo, y aunque Valve Soft. ha hecho un trabajo extraordinario, hay que decir que HL2 tiene ausencias notables. La primera, no existe un solo modo multijugador, ni por Live, ni por interconexión. Ni siquiera en una misma consola. Esto realmente es una mala noticia para el aprovechamiento máximo de este DVD, aunque jugar la aventura recompensa con creces el esfuerzo. Otro defecto notable es el final del juego. Como había ocurrido con su primera parte, parece que el arte de Valve se acaba justo a cinco minutos del final, donde éste parece diseñado por una persona más que simple. Cutre, sin coherencia con el resto del juego, y dejando al jugador algo decepcionado. Eso no quita que el resto de las 18-20 horas que le puede durar terminar el juego disfrute de muchos de los mejores momentos de su vida lúdica.



Como dije al principio, HL2 es en esencia un juego de acción. Y no me desmiento. Es una aventura de acción. Una aventura de puzzles y acción. O un puzzle lleno de acción y aventuras. O simplemente, uno de los mejores juegos que he podido jugar en mi vida por todo lo dicho anteriormente. Esta versión XBOX no hace más que darle a los usuarios que no poseen un PC la oportunidad de disfrutar de él. ¿Vais a aprovecharla?

C o n c l u s i ó n .-

Half Life 2 XBOX es, desde ya, uno de los diez mejores juegos de XBOX, que ya es decir. Si ya su versión PC acaparó premios y halagos a partes iguales, la conversión a la consola de MS ha sido tremenda, con un nivel técnico espectacular. Nadie contaba con que su acabado visual llegase a donde ha llegado, con la suavidad que logra durante el 90% del juego y con una fidelidad al original casi total en cuanto a mapeados y diseños. Además, HL2 ha sido aplaudido por su jugabilidad, y se puede decir que las secciones de FPS son una de las tres patas del taburete de la calidad que ha alcanzado.

La aventura engloba tanto los momentos de acción como los puzzles y las sensaciones que se desprenden de los personajes. Un manto de saber hacer, de diseño de producción excelsa, con una clase que muy pocos juegos han logrado (me atrevería a decir que sólo Ninja Gaiden, los dos Halo y Riddick se mueven en este nivel en el listado de juegos de la consola), un compendio de situaciones y un diseño de niveles que raya la perfección, la más enfermiza admiración por el detalle y las posibilidades que se le brindan al jugador con la nueva estrella del juego de Valve: la pistola antigravitatoria.

Sin embargo no todo es perfecto, pero la verdad es que lo que no tiene se le perdona por todo lo que han conseguido fusionar en este DVD. Quizás un guión algo más trabajado y un final más coherente con la trama, porque la verdad es que si en algún punto Valve no se ha lucido ha sido en cómo ha puesto punto (y seguido, seguro) a este Half Life 2. Al acabarlo igual os quedáis pensando… '¿ya está? ¿esto es todo?' y puede que incluso os sintáis algo decepcionados. Pero si echáis la vista atrás y recordáis todo lo que habéis pasado, lo duro que ha sido en algunas ocasiones y la experiencia que acabáis de vivir, seguro que justificáis ese tiempo por bien empleado. Un obligatorio para todo aquel poseedor de XBOX que no se lo haya pasado en compatibles. La decisión de no incluir opción live para un multiplayer ha sido difícil y creemos que negativa para el juego, pero así se aseguran que el que compre HL2 se dedicará exclusivamente a vivir una de las mejores aventuras en primera persona de la historia.

L o   m e j o r .-
- Toda la aventura en sí
- El diseño de TODO y las posibilidades
- La pistola antigravitatoria
- El nivel técnico alcanzado, impensable en XBOX
- El que no lo haya jugado en PC que lo haga aquí YA

L o   p e o r .-
- El final es bastante decepcionante
- Algunas ralentizaciones -más que justificadas-
- Algún puzzle algo forzado