Dreamfall: The Longest Journey
Dreamfall: The Longest Journey

Dreamfall: The Longest Journey - Convergencia

Ayuda a Zöe a desbaratar la conspiración.

Capítulo 8: Convergencia

Tomarás el control de Kian, que se tendrá que enfrentar a dos insurgentes que no te provocarán ningún problema. Después del diálogo con la rata rebelde, ve hacia el ghetto. En cuanto te dirijas hacia cualquier otro sitio, verás una secuencia con April y después con Kian de nuevo, interrogando a Zöe.

Al terminar, sal para encontrarte por el camino a April. Se producirá un interesante cambio de opiniones, para terminar así controlando a la mujer rebelde. Intentar entrar por la puerta principal no serviría de nada, así que ve por el hueco que tienes cerca de la entrada de piedra rota lleno de nieve para así, tras la larga secuencia, terminar controlando a Zöe.

Con ella, ve a la puerta para llamar así al guarda y embaucarle para que deje la ventanilla abierta Tras esto, habla con el pajarraco, que hará que vuelvas a controlar a April. Ve al ghetto para así comprarle a tu amigo Roper un par de pociones que le serán de mucha utilidad a Zöe en cuanto vuelvas a la prisión y se las des al cuervo.

Ya con el control de nuestra protagonista, usa el ácido en la puerta para que así puedas salir. Lo siguiente es noquear al guardia con la bomba de humo. Simplemente acércate a él con sigilo y úsala para así dejarle fuera de combate. Tras esto coge de su cuerpo sus llaves para así abrir la puerta que tienes cerca e ir escaleras abajo rumbo a la libertad...

...Libertad truncada por otro guardia que está esperando un sandwich. Así que vuelve con el cuervo, dale la información y así pasarás a controlar una vez más a April, con la que podrás colarte dentro de la prisión siempre y cuando consigas un sandwich. Lo primero es ir a pedirle al bueno de Roper una poción para adormecer. Después, ve a hablar con Benrime a la posada para que te prepare la comida. Combina ambos y ya tienes todo lo necesario para introducirte dentro del horrendo lugar. En cuanto entres, mira cerca de la máquina dentro de la columna. A la derecha hay un interruptor que, al pulsarlo, te abrirá la ventana para que introduzcas el sandwich envenenado dentro del ascensor. Pulsa de nuevo la palanca para así tomar control deZöe una vez más.

Con ella, baja progresivamente abriendo las puertas con las llaves de la prisión que cogiste del cuerpo del celador. De nuevo con April al frente, ve hastas la puerta cerca de las escaleras de la prisión para llegar a la cocina. En ella hay otra puerta que te lleva a una especie de almacén con una pequeña almena abierta. Empuja la caja entre Zöe y tú -lo hará automáticamente 'usándola'- para que así nuestra protagonista pueda coger una cuerda cerca de la puerta -encima de una pequeña caja junto a unas botas-, se suba a la caja en cuestión y use la cuerda con un pequeño gancho que hay justo debajo del ventanuco para que así ambas puedan salir ilesas del lugar.

Después de la larga secuencia y diálogos con el cuervo, sal del ghetto con dirección al mercado para allí ver a Brian Westhouse, que te ayudará a salir del aprieto que supone el estar en un mundo que no es el tuyo.

Ahora, serás Kian, quien está registrando la posada en busca de rebeldes. Simplemente sube por las escaleras y elimina a un par de insurgentes que te encontrarás por el camino. Busca en la última habitación para encontrar a Na'ane.

De nuevo con Zöe, habla un rato con Brian y con el cuervo. Después podrá terminar el capítulo en cuanto abras la puerta para así echarte un rato hasta llegar a tu objetivo.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...

Se nos va de las manos el retro-hunting

Parece que esta de moda ahora apilar juegos y consolas retro, para exhibirlo en plan trofeo en las estanterias de casa. En youtube se ve a mucho haciendo busquedas retro en tiendas de segunda mano, especialmente en Japon.   Hoy, en Shinjuku me he encontrado algo un poco extremo. Un "gaijin" (no...