GOLF | THE PLAYERS

Sawgrass puede con Rahm y Sergio: Thomas gana The Players

El vizcaíno y el castellonense se pelearon con el campo de Florida en la última ronda y cerraron novenos en -8. El estadounidense le ganó el pulso a Westwood con -14.

Justin Thomas The Players 2021
Mike Ehrmann AFP

Sawgrass, la gran trampa de la PGA en Ponte Vedra Beach (Florida, EEUU) y un Justin Thomas pletórico alejaron ayer a Jon Rahm y Sergio García de un triunfo en The Players que persiguieron con ahínco durante cuatro jornadas.

Ambos partieron con opciones reales para plantar cara a Lee Westwood, líder en casa club el sábado. Estaban a dos y tres golpes de la cabeza respectivamente pero, tras un buen arranque, se dieron de bruces con el maquiavélico diseño de Pete Dye, un campo lleno de obstáculos acuáticos y recovecos imposibles. Ni siquiera tuvo que entrar el juego el monstruo final, el famoso green en isla del 17. Para entonces Rahmbo y Sergio ya habían quemado todas las naves.

Empezaron bien ambos, con un birdie para el vizcaíno y dos para el castellonense. Rahm no terminaría de despegar, con bogeys en el 5 y el 10 y un birdie en el 12 tras el que encadenó varios pares antes de la estocada definitiva, un cuatro en el 17. García, por su parte, se enredó en los nueve segundos, con una bola al agua para doble bogey en el 10 y bogeys en el 12 y el 14 que contrarrestaron sus birdies al 11 y al 13. Acabó como empezó, con -8 en el acumulado, y noveno, igual que Rahm.

Miles de aficionados citaron en Florida

The Players ha pasado en cosa de un año de ser un símbolo del shock que produjo el coronavirus en el mundo del deporte a un ejemplo de recuperación de cierta normalidad tras meses de pandemia. La edición anterior del torneo tuvo que pararse con la primera jornada ya completada cuando la situación sanitaria ya era insostenible. Esta, en cambio, no solo ha podido completarse, además hubo una afluencia de unos 15.000 espectadores al día en el TPC Sawgrass, un 20% de su aforo. Esta viene siendo y seguirá siendo la tónica en próximos torneos del PGA Tour que se celebren en ubicaciones en las que el virus ya esté dando tregua. Habrá que ver si también en los majors (el primero, el Masters del mes que viene), cuando las riadas de fans se hacen más difíciles de controlar.

DeChambeau y Casey, otros aspirantes, también se descalabraron por el camino y la cosa quedó en un pulso entre Lee Westwood y Justin Thomas. Se lo llevó este último, que emprendió la remontada el sábado con un -8 surrealista y ayer fue un auténtico killer con una tarjeta de -4 para -14 en el acumulado.

"Fui paciente. He visto muchas veces auténticos dramas en este torneo por televisión y por suerte me tocó estar en el lado bueno de la historia", afirmó el de Kentucky, que se emocionó al recordar a su abuelo fallecido recientemente. Esa pérdida y un comentario homófobo en un torneo que le costó el patrocinio de Ralph Lauren han sido dos golpes duros en los últimos meses para él. Ahora recupera la estatuilla dorada para Estados Unidos tras el triunfo del norirlandés Rory McIlroy en 2019 y se embolsa 2,7 millones de dólares (algo más de 2,25 de euros). Rahm y Sergio, por su parte, otro top-10 al zurrón. Ambos están en forma a menos de un mes de Augusta. Gran noticia.