NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La bomba de una Euro sin bombas

Actualizado a

La ampliación desde 2016 de la Eurocopa a 24 selecciones impide que haya grandes sorpresas ni demasiados alicientes en la fase de grupos. Y gracias, porque encima de la mesa anduvo una propuesta para ampliar el torneo a 32 equipos. Afortunadamente, Ceferin y el Comité Ejecutivo desecharon la idea. Hubiera sido un choteo. Aún así, se les escapó a quienes manejan las competiciones europeas la posibilidad de que una grande de Europa se despistara y cayera en el bombo 4 del sorteo, justo lo que ha sucedido esta vez con Italia.

Premiar los resultados de la fase de clasificación respecto a su ranking acarrea estos riesgos. Así, la actual campeona de Europa tendrá que verse las caras con Croacia y España, semifinalistas del último Mundial y de la última Eurocopa respectivamente. En el caso español, ganador también de la reciente Nations League. Ni que decir tiene que los tres pueden saberse perjudicados en el sorteo, incluso con la posibilidad de que pasen tres por grupo. Ya el hecho de poder ser tercero complica el camino a la final.

Mucho más equilibrado estuvo el resto del cuadro. Alemania no tiene rivales potentes ni tampoco débiles, así que dependerá de cómo esté -y la verdad es que no está bien-. Inglaterra tampoco se puede despistar ante Oblak, Dinamarca y Serbia (ojo a ese choque de ultras entre ambas selecciones en Gelsenkirchen). Tampoco Francia con Países Bajos, la Austria de Alaba y presumiblemente la Polonia de Lewandowski. Una Eurocopa diseñada para que las mejores lleguen lo más lejos posible; por eso el Italia-España-Croacia es una rareza de la que parece difícil que los tres puedan sobrevivir.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas