CASO FUENLABRADA

Un año del Caso Fuenlabrada: cronología de un caos

El 20 de julio de 2020 se suspendió el Deportivo - Fuenlabrada por un brote de Covid. La crisis implicó a LaLiga, RFEF, Xunta… y acabó con el descenso de los coruñeses.

0
Sandoval sale del hotel en el que el Fuenlabrada estuvo confinado tras suspenderse su partido con el Deportivo.
JESUS SANCHO DIARIO AS

El 20 de julio de 2020 estaba marcado en el calendario como la última jornada de Segunda tras una temporada marcada por el Covid. Todos los protocolos funcionaron como un reloj hasta seis horas de que se iniciasen los partidos. En ese momento se conoció la existencia de siete positivos en la expedición del Fuenlabrada, lo que llevó a LaLiga y la RFEF a anunciar que se suspendía su partido ante el Deportivo, clave para los puestos de playoff y el descenso.

La caja de los truenos se abrió al decidirse que se jugase el resto de la jornada, que debía ser unificada. Después de unas dubitativas declaraciones iniciales de Fernando Vidal, "ni nos beneficia ni nos perjudica", el Deportivo emitió un comunicado a las 21:07 horas pidiendo la repetición de la jornada íntegra al no “poder competir en igualdad de condiciones”, algo que también hicieron Numancia, Albacete y Elche. Excepto el de Riazor, el resto de encuentros se jugaron y los resultados dejaron al Depor como equipo de Segunda B y al Fuenlabrada, a un punto del playoff, dando paso a un mes de caos e incertidumbre en el fútbol español.

El Hotel Finisterre

Al día siguiente el foco cambió del césped de Riazor al Hotel Finisterre, lugar donde se concentraba el Fuenlabrada en A Coruña. La decisión fue confinar y aislar al equipo madrileño al tiempo que el Depor pedía formalmente al Comité de Competición la repetición de la jornada íntegra. Las dudas de cómo había sucedido el viaje del Fuenla derivaron también en un tema sanitario, con el ayuntamiento de A Coruña acudiendo a la Fiscalía y la Xunta abriendo un expediente. Fueron dos días de cruce de declaraciones de Fernando Vidal, Praena o el propio Tebas, que llegó a asumir toda la responsabilidad del viaje y las decisiones tomadas por el Fuenlabrada.

Entre las voces implicadas, estuvo también el reproche del CSD a LaLiga y al Fuenlabrada en su primera aparición en el caso con un duro informe: “Se cometió un grave error al emprender el viaje: los que se hicieron la prueba el lunes por la mañana debían haber quedado aislados, hasta conocerse el resultado (lo que ocurrió cuando ya estaban en A Coruña). De acuerdo a los hechos recogidos en el informe de La Liga, parece que el CF Fuenlabrada incumplió los protocolos. Por tanto, el problema no está en éstos, sino en su mala aplicación”.

Escalada a 28 positivos

Desde ese momento, los hechos se precipitan. El Fuenlabrada llega a acumular hasta 28 positivos por COVID-19, aparece en escena el hijo de Tebas como abogado del club, se conoce que el médico del equipo madrileño no viajó a A Coruña, la postura de LaLiga toma una vía unidireccional de apoyo al Fuenlabrada, el Deportivo solicita la suspensión cautelar de la jornada y los comunicados de todas las partes se convierten en pan nuestro de cada día. Mientras, los integrantes del Fuenla comienzan a abandonar el Hotel Finisterre el 31 de julio en una operación salida que concluye el 5 de agosto.

La Liga de 24 equipos

El juez de LaLiga aparece en escena para reprender al Deportivo y el de la Federación llama a declarar a medio Fuenlabrada. Todo un lío que lleva a la RFEF a proponer el 31 de julio una Liga de 24 equipos como salida. Poco después, propuesta de una Liga de 26 equipos del Extremadura (algo que solicitó la AFE) e incluso un Espanyol que fue más allá al sugerir que quedasen sin efecto todos los descensos a Segunda. Tebas, por su parte, se opone de forma rotunda a todo.

El caso Bergantiños

El cruce de declaraciones es diario y el 4 de agosto llega más leña al fuego al filtrarse un audio de whatsapp del capitán del Depor a su vestuario en el califica el partido de “paripé”. El Fuenlabrada lo pone en conocimiento de la Fiscalía y 14 horas después, con denuncia de LaLiga de por medio, Bergantiños es detenido e interrogado en la comisaría. El juez desestimó la denuncia, que LaLiga ha ido recurriendo hasta que la Audiencia decidió sobreseer el caso hace menos de un mes. Bergantiños, por su parte, denunció a los policías que lo detuvieron por “detención ilegal” el 19 de agosto. El caso todavía está abierto.

El partido del paripé

La repetición del partido suspendido fue otro foco de constante tensión y amenazas, incluida la petición de inhabilitación de Tebas por parte de Deportivo y Numancia. Pero, pese a las protestas, el Comité de Competición lo fija para el viernes 7 de agosto a las 20:00 horas. El Fuenlabrada solo reúne siete futbolistas profesionales, el Depor 14 que regresan a A Coruña de sus vacaciones. El partido termina con victoria del Deportivo (2-1) gracias a un gol de VAR en el 95’, lo que deja al Fuenlabrada sin playoff y a los coruñeses descendidos igualmente. El Elche, beneficiado por el resultado, abandona el grupo de equipos que pelean contra Tebas. Los ilicitanos disputan el playoff y acaban subiendo a Primera.

El juez de Competición

Después de semanas de recursos para dilatar el proceso, con intento de recusación del juez instructor de la RFEF relacionándolo de forma falsa con un directivo del Deportivo, el 15 de agosto se propone el descenso del Fuenlabrada al Comité de Competición “por conductas muy graves con una sanción de 15.001 euros y la sanción consistente en el descenso de categoría”. En un amplio y detallado pliego de cargos, se exponen lo que a juicio del instructor fueron todas las infracciones cometidas por el club madrileño, acompañadas de los testimonios de los protagonistas. El Fuenlabrada no tarda en pronunciarse, asegurando que el nombramiento del juez instructor era ilegal y calificando la propuesta de descenso de “locura absoluta”.

El CSD confirma el descenso del Deportivo

El 26 de agosto se produce el giro definitivo del Caso Fuenlabrada. Para sorpresa general, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), órgano adscrito al CSD, resuelve a favor de LaLiga en el conflicto que tenía con la RFEF para otorgar las competencias sobre el caso. Esto dejaba sin efecto el pliego de cargos del juez instructor de la Federación y, por lo tanto, la propuesta de descenso del Fuenlabrada. Desde el TAD se confirmó que las competencias eran para el Juez de Disciplina Social de LaLiga, que semanas antes había liberado al club de toda responsabilidad por su viaje con positivos. Se confirmaban de esta forma los descensos del Deportivo y el Numancia, así como la permanencia del Fuenlabrada en Segunda.

Casos abiertos

Un año después, el caso todavía está en los tribunales y no hay aún desenlace definitivo. Además de la denuncia de Álex Bergantiños por presunta detención ilegal, todavía quedan varios frentes abiertos en la justicia ordinaria. El Deportivo ha iniciado diferentes procedimientos y también el Numancia, que junto a la RFEF ha presentado recurso a la citada decisión del TAD.

De momento, el Numancia ya ha logrado que la justicia le permita personarse en el caso, algo que LaLiga trató de impedir por todos los medios. Como explicaba hace unos meses a AS el ahora ya expresidente del club soriano, Moisés Israel, esperan que le den la razón: “Todo va alrededor de lo que nos afecta a Numancia y Deportivo, que nos descendieron de forma injusta, irregular e ilegal a raíz de una resolución del TAD que le dio las competencias de un asunto que claramente es del Comité de Competición, al juez de disciplina de la liga, que no tiene nada que ver en este tipo de situaciones. Si nos da la razón, que creemos que la tenemos, el juzgado obligará a que vuelva la competencia al Comité de Competición para que se resuelva sobre la adulteración de la competición”.