Alavés ALA
1
Luis Rioja 74'
Final

DEPORTIVO - ALAVÉS

Depor y Alavés, con el foco en el COVID y sus propios problemas

Los coruñeses, que ayer tuvieron un positivo, sabrán hoy el resultado de las PCR. Los vitorianos no quieren otra debacle como Jaén. Lucas Pérez, gran ausencia.

Fernando Vázquez, dando instrucciones a Uche Agbo en el entrenamiento del Deportivo del lunes.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Deportivo y Alavés se miden esta tarde en Riazor con un ojo puesto en el coronavirus. Ayer un jugador deportivista dio positivo e hizo saltar todas las alarmas. Entrenamiento suspendido, nuevas PCR para toda la plantilla y a esperar los resultados. Estos se conocerán esta mañana y en función del número de afectados se sabrá si hay partido. Todo indica que sí, la incógnita para Fernando Vázquez es saber con quién podrá contar para el encuentro. El de Castrofeito tiene las bajas por lesión de Borja Galán y Miku, la de Granero por sanción y Derik Osede todavía no tiene el alta. A ello se une que Uche y Gandoy solo han realizado un entrenamiento desde el 20 de diciembre y que Diego Rolan, su figura, está en casa con fiebre (no es el positivo). La suma le deja una escasa capacidad de movimiento, que se puede ver multiplicada si hay más positivos (sigue el partido en directo en AS.com).

El Alavés también ha tenido que lidiar con elementos, aunque en menor medida. La climatología les obligó a entrenar ayer en Lezama por las nevadas y a ello se añade la baja de última hora de Lucas Pérez, que se siente tanto o más en A Coruña que en Vitoria. El delantero, deportivista hasta la médula y estandarte de las últimas temporadas del Depor en Primera, se pierde el regreso a Riazor por unas molestias en el tobillo. Su puesto en el once será ocupado por otro punta con pasado blanquiazul: Joselu. Junto a él estarán jugadores con menos minutos como Sivera, Guidetti o Burgui y un Laguardia que será de la partida ya que está sancionado en LaLiga por la roja que vio ante el Atlético.

La prioridad es la liga

Tanto Depor como Alavés tienen en la Liga su prioridad absoluta, pero a la vez ven la Copa como un buen bálsamo para curar heridas. Los locales están ansiosos por jugar por primera vez esta temporada sin el cartel de favoritos a cuestas, algo que les está pesando como una losa en esta triste travesía por Segunda B. A los visitantes les interesa porque el año pasado tuvieron una dura experiencia al caer con el Jaén y ser el único equipo de Primera eliminado a las primeras de cambio. Así, ambos buscan un refuerzo anímico que les ayude a levantar el vuelo en 2021 y cumplir sus respectivos objetivos cuanto antes. La Copa, como suele suceder en estas rondas iniciales, no te da nada, pero te puede quitar mucho.