Temas del día

Conoce la historia de Scarlett, competidora de Récord Guinness

Esports

Conoce la historia de Scarlett, competidora de Récord Guinness

Conoce la historia de Scarlett, competidora de Récord Guinness

Jugadora profesional de videojuegos, líder en su liga, con un estilo atrevido y una fuerte voluntad que la han llevado a ganarse un merecido puesto en la historia de los esports.

Sasha Hostyn, más conocida como “Scarlett”, durante años se ha mantenido en los primeros puestos en la liga femenina de StarCraft II, ha sido la única jugadora victoriosa contra un oponente masculino en un torneo del mismo juego y ha ostentado nada menos que dos récords mundiales.

Nacida en Ontario, Canadá, hizo sus pinitos en las ligas de videojuegos profesionales en 2011. Obtuvo el empujón para su carrera al ganar el torneo Playhem “Sponsor me”—presentándose sin equipo ni patrocinador—, en el que obtuvo un viaje a gastos pagados al ILP 4 en Las Vegas. Desde entonces su trayectoria no ha hecho más que crecer, obteniendo el primer puesto en 18 torneos de los 91 en los que ha participado hasta el momento. Definida por sus compañeros como “ingeniosa, atrevida y estoica ante el peligro”, su estilo de juego la ha llevado a ganar el récord por obtener los mejores resultados como jugadora femenina en competiciones de esports.

Shasha consiguió, además, meter la cabeza en el libro Guinness de los Récords por ser la jugadora que más ganancias había obtenido a lo largo de su trayectoria profesional desde que comenzara su carrera en el mundo de los videojuegos. Un total de 144.414 dólares, que por una diferencia de 20.000 le arrebatarían el primer puesto a Katherine Gunn, más conocida como “Mystik”. 

La gamer “mejor pagada” del mundo

A pesar de que Scarlett no descarta los estudios para su futuro, gracias a su persistencia y entrenamiento diario en el StarCraft II la jugadora ha conseguido situarse en la cima de la lista de jugadoras mejor retribuidas del mundo. Una hazaña nada desdeñable que, por desgracia, se ve ensombrecida por el hecho de que en el sector masculino hay jugadores que llegan a embolsarse hasta 3 millones de dólares, dejando los 144.414 en algo ridículo.

Parece mentira que, en una modalidad en la que no tiene sentido hacer distinciones en función del sexo -puesto que es cuestión de reflejos y entrenamiento-, las diferencias entre ambos sean tan grandes. La joven mejor pagada del mundo ocupa la posición 344 del ranking de ganancias obtenidas por premios de los profesionales de los eSports, un dato que abala el vergonzoso apoyo que reciben las mujeres por parte de los patrocinadores.

Tanto en el caso de Scarlett como en el de tantas jugadoras, esa actitud sexista se extrapola también a la afición. De esta manera se deslegitiman inmerecidamente los éxitos del sector femenino, que abarca nada menos que el 42% del total de jugadores a nivel mundial. La propia Sasha ha sufrido comentarios y abusos desde que reconociera abiertamente que es una mujer transgénero. A pesar de todo ello, la profesional no se rinde y desea continuar creciendo en el mundo de los eSports, en el que ya se ha ganado un puesto en su historia.

0 Comentarios

Normas Mostrar