Campeón de Campeones
ATP Bastad
FINALIZADO
Matteo Berrettini Matteo Berrettini
3 6 6
Leonardo Mayer Leonardo Mayer
6 3 4
FINALIZADO
Jaume Munar Jaume Munar
7 4 0
Casper Ruud Casper Ruud
6 6 6
ATP Umag
EN JUEGO
Laslo Djere Laslo Djere
Pablo Cuevas Pablo Cuevas
FINALIZADO
Guido Pella Guido Pella
1 6 6
Taro Daniel Taro Daniel
6 3 3
ATP Newport
EN JUEGO
Bjorn Fratangelo Bjorn Fratangelo
Tim Smyczek Tim Smyczek
FINALIZADO
Denis Kudla Denis Kudla
6 6
Ruben Bemelmans Ruben Bemelmans
3 4
FINALIZADO
Donald Young Donald Young
6 1
Vasek Pospisil Vasek Pospisil
7 6
FINALIZADO
James Duckworth James Duckworth
4 3
Jordan Thompson Jordan Thompson
6 6
WTA Gstaad
FINALIZADO
Natalia Vikhlyantseva VIK
4 6 2
Mona Barthel BAR
6 3 6
FINALIZADO
Jil Belen Teichmann BEL
4 6 2
Veronika Kudermetova KUD
6 1 6
FINALIZADO
Lara Arruabarrena-Vecino ARR
3 3
Marketa Vondrousova VON
6 6
WTA Bucarest
FINALIZADO
Mariana Duque Marino DUQ
2 4
Arantxa Rus RUS
6 6
FINALIZADO
Miriam Bulgaru BUL
1 3
Yafan Wang WAN
6 6
FINALIZADO
Tamara Zidansek ZID
7 6
Rebecca Peterson PET
5 0
FINALIZADO
Pauline Parmentier PAR
2 6 6
Alexandra Dulgheru DUL
6 1 4
FINALIZADO
Ysaline Bonaventure BON
6 1
Maryna Zanevska ZAN
7 6
FINALIZADO
Elena-Gabriela Ruse RUS
6 2 3
Polona Hercog HER
2 6 6

¿Cuánto cobra un jugador de esports?

Esports

¿Cuánto cobra un jugador de esports?

esports cuánto ganan

Colin Young-Wolf

Riot Games, Inc.

Los salarios de las principales figuras de los deportes electrónicos dependen del videojuego y de la liga en la que están jugando en ese momento.

Los salarios en los deportes electrónicos siguen creciendo año tras año y ya es habitual hablar de cientos de miles de euros en el caso de los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, la compleja estructura del ecosistema competitivo de los esports hace que dependa de muchos factores, especialmente el nivel de la liga pero también el juego.

De la misma forma que en el fútbol no cobra lo mismo un jugador de segunda división que uno del Real Madrid o del Barça, en los deportes electrónicos el sueldo varía sustancialmente si estamos hablando de una competición internacional o una liga española. En ese sentido, Carlos “ocelote” Rodríguez asegura que en las ligas españolas los salarios pueden rondar en torno a los 20 000 euros anuales mientras que en el caso de un jugador de primer nivel internacional la cifra puede superar el medio millón de euros sin demasiado problema.

Ocelote es una figura reconocida mundialmente en los deportes electrónicos al ser el fundador de G2 Esports, una de las principales organizaciones internacionales que cuenta con equipos en los principales títulos. El exjugador español destaca que los salarios dependen mucho de qué deporte electrónico estemos hablando, siendo los salarios en League of Legends, Counter Strike: Global Offensive o Dota 2, títulos en los que sí se alcanzan las cifras superiores al medio millón, muy superiores a otros como Vainglory, donde el salario de jugadores de primer nivel internacional rondaría tan solo los 30 000 euros.

ocelote

Carlos "Ocelote" Rodríguez

Con el rápido crecimiento del sector, los salarios también están aumentando año a año. Ocelote apunta el caso de Rocket League, un juego que combina coches teledirigidos y fútbol, que se está popularizando a pasos agigantados —en el pasado mes de junio subió siete posiciones en el ranking de los más seguidos— con su consecuente incremento salarial. «Lo bueno de la burbuja de los salarios es que también aumenta las valoraciones de las empresas y las inversiones» asegura Ocelote y añade: “cuando todo está caro nada esta caro”.

Salario mínimo… y máximo

La fijación de un salario mínimo es algo que se está empezando a ver en algunas de las propuestas más ambiciosas de los últimos tiempos en el sector. En los últimos meses ha sido el caso de la Overwatch League (OWL) y de la renovada League of Legends Championship Series (LCS) norteamericana, que introducirá un sistema de franquicias —algo habitual en Estados Unidos— para dotar a los clubes de una mayor estabilidad y propiciar su crecimiento. Ambas competiciones han establecido salarios mínimos muy similares, siendo 50 000 dólares anuales en el caso de la OWL y 75 000 en la LCS.

Pero también existe el caso contrario en España, donde la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) decidió marcar un salario máximo para controlar la burbuja salarial. En esta última temporada, que arrancó a principios de año y terminó el pasado mes de junio, la cifra de este salario máximo fue de 1 500 euros mensuales.

Complementos salariales

En los deportes electrónicos no es habitual que trasciendan las cantidades que cobran los jugadores, aunque en ocasiones se puede llegar a filtrar como fue en el caso de la última renovación del coreando Lee “Faker” Sang-hyeok, considerado el mejor jugador del mundo en League of Legends, cuyo salario actual podría estar en torno a los dos millones y medio de dólares anuales, récord absoluto del sector.

Faker

Faker cobraría alrededor de 2'5 millones de euros, según se filtró en el momento de su renovación.

En cualquier caso, las particularidades de los deportes electrónicos hacen que los jugadores puedan obtener unos complementos salariales cuantiosos derivados de su actividad personal a través de las plataformas de streaming, donde retransmiten sus partidas e interaccionan directamente con los aficionados, pudiendo obtener donaciones directamente de ellos. Además, sus propios patrocinadores personales les pagan por lucir su marca  y también reciben dinero por los anuncios de la propia plataforma en función del número de espectadores y de las horas de emisión.

No todos los deportes electrónicos dan las mismas facilidades para que los jugadores puedan hacer stream, por lo que las ganancias también difieren en este caso. Mientras que Counter Strike: Global Offensive o en League of Legends el tiempo es más limitado al tener que entrenar con el resto del equipo, videojuegos como Hearthstone que se juegan de forma individual permiten que sus profesionales puedan entrenar en sus retransmisiones, disparando sus ingresos derivados de estas, lo que compensa, además, unos salarios de partida más bajos.

A todo ello hay que sumar, además, otros conceptos como el alojamiento, ya que habitualmente se lo ofrece el propio club a través de las gaming house, un concepto que aúna la oficina con la residencia para mantener concentrados a los jugadores durante los meses de competición. De igual forma, aunque suponga una cantidad irrisoria en comparación, los jugadores también reciben los periféricos con los que deben jugar sus partidas, procedentes normalmente de los patrocinadores de los clubes. 

0 Comentarios

Mostrar