CORONAVIRUS

¿Podría llegar Sputnik V a España? Las claves de la carrera por la vacuna rusa

Alemania está dispuesta a una negociación bilateral con la farmacéutica rusa. Además, Madrid o Andalucía ya han tenido contacto con proveedores.

¿Podría llegar Sputnik V a España? Las claves de la carrera por la vacuna rusa
MOHAMMED ABED AFP

Ante las muchas vueltas que se le ha dado a la vacuna de AstraZeneca y a la espera de que llegue la vacuna de Janssen -la única de una sola dosis-, Alemania ha sido el primer país de la Unión Europea en dar a conocer su interés por la vacuna rusa, Sputnik V, para la compra de dosis que le permitan poder avanzar con mayor rapidez en su campaña de vacunación. Y es que la región alemana es la más poblada de toda la UE con más de 83 millones de personas, por lo que la suspensión de la inoculación con la vacuna británica en menores de 60 años no les beneficia en ningún sentido.

Pero tampoco han sido los únicos en mostrar este interés. Incluso en España, comunidades como Madrid y Andalucía también han mantenido contactos con proveedores de la vacuna rusa, presionando al Gobierno central ante la falta de vacunas en las comunidades, sobre todo después de lo ocurrido con la de AstraZeneca -ya solo se inocula a mayores de 60 años-. Incluso una delegación de la Comunidad de Madrid se ha reunido con el fabricante de la Sputnik V. Cataluña y la Comunidad Valenciana estarían de acuerdo en la compra, aunque sólo si es aprobada por la EMA.

La vacuna rusa, Sputnik V ha sido una de las dosis más polémicas que se encuentran en el mercado. Muchos científicos la miraban con recelo en 2020, dada la rapidez con la que fue creada y los pocos estudios que se habían hecho sobre la misma. Sin embargo, Rusia no esperó mucho más y desde el pasado otoño vacunaba ya a su población contra la COVID-19. Desde entonces, muchos países han ido comprando la vacuna mientras esperan por la llegada de las dosis de otras farmacéuticas como Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

Su aprobación de la EMA, la clave para su compra

Sin embargo, la Unión Europea sigue mostrándose un poco en contra de estas dosis. Y, por ello, España también. Tal y como indicó Pedro Sánchez en su última comparecencia desde Dakar (Senegal), en una visita oficial al país africano, sigue apostando por una actuación “interna y externamente” de manera centralizada en la compra de vacunas. Por ello, insiste en que la vacuna Sputnik V deberá recibir la homologación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) antes de su llegada a nuestro país.

Pese a la intención de Alemania, que está dispuesta a una negociación bilateral con la farmacéutica rusa, el presidente del gobierno asegura que España actuará “siempre” bajo el criterio de las compras centralizadas, así como apostar por una “actuación unida” con los Estados miembros de la UE. “No hay ningún país que se oponga a la compra, como de ninguna otra”, ha resaltado Sánchez sobre la Sputnik V. “Pero se tiene que producir esa homologación y aún no se ha dado”, ha sentenciado el jefe del Ejecutivo.

Vacuna en constante revisión

Se dudó mucho de las dosis rusas, sin embargo, una publicación en la revista The Lancet, llamó la atención de la comunidad científica al revelar un 92% de eficacia en esta vacuna. Por ello, la EMA se fijó en ella y, desde el pasado 4 de marzo, la incluyó entre la lista de vacunas a las que se le realiza una revisión continua o, como el organismo lo conoce, un rolling review, en inglés. Además de la Sputnik V, las de Novarax y CureVac también se encuentran en este proceso, antes de poder optar a la aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento para su inoculación.

España podría fabricar la Sputnik V

Según Reuters, España en una de las grandes candidatas a fabricar las dosis de esta vacuna rusa. Una información que recoge las palabras de Kirill Dmitriev, director del fondo soberano ruso RDIF, quien comercializa las dosis en todo el mundo y que estaría buscando las primeras instalaciones en suelo europeo para agilizar su producción. Además de España, Italia, Francia y Alemania son otras de las opciones.