CORONAVIRUS

El esperanzador efecto en el 'mundo real' de la vacuna de Pfizer

Un amplio estudio llevado a cabo en Israel ha revelado la eficacia real de estas dosis, y supone la primera prueba validada por pares de la misma.

Pfizer vacuna coronavirus dosis estudio eficacia Israel
JACK GUEZ AFP

La vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech para luchar contra el coronavirus tiene una efectividad confirmada del 94%. Así lo asegura un amplio y detallado estudio que ha tenido lugar en Israel, que fue publicado este pasado miércoles en la revista especializada New England Journal of Medicine.

Hasta el momento la eficacia de la vacuna se había demostrado con ensayos clínicos, con miles de personas como objeto de estudio, pero no en condiciones legales, que aporta mayor variedad de individuos y comportamientos y desafíos logísticos. “Se trata de la primera prueba validada por pares de la eficacia de una vacuna en las condiciones del mundo real”, ha declarado uno de los coautores, Ben Reis, a la agencia AFP.

Este nuevo estudio ha utilizado datos de unas 1,2 millones de personas que han pasado por el Clalit Health Services, uno de los mayores centros de salud de Israel, durante el 20 de diciembre de 2020 y el pasado 1 de febrero de 2021. Justo en un momento en el que también estaba en circulación la cepa británica, por lo que se contempla también su efecto.

¿Qué datos se han obtenido con el estudio?

La principal conclusión a sacar es que la vacunación con la dosis de Pfizer logró reducir en ese periodo de tiempo los contagios en un 94%, en un 92% paró aquellos más graves y en un 87% las hospitalizaciones. Todo ello tras una semana después de la segunda inyección.

Para ello, fueron objeto de estudio 600.000 personas vacunadas y otras 600.000 que no, con perfiles muy similares en cuanto a edad, sexo, lugar de residencia, etc. Fruto de la comparación entre ambos grupos salieron esos porcentajes mencionados.

También se han conseguido datos reveladores sobre la eficacia de la primera dosis. “Se observó un efecto bastante importante antes incluso de la segunda dosis, ha explicado Noam Barda, otro de los autores. La primera dosis ha presentado ya una eficacia del 57% en casos normales y un 62% en los graves. Incluso hasta el 72% para impedir muertes, aunque este dato es menos fiable por el bajo número de fallecidos en el análisis.

Podría indicar también que los vacunados no son portadores

Otro de los datos que podrían ser muy importantes de cara al futuro, en caso de confirmarse, es que presenta una eficacia del 92% frente a la posibilidad de ser infectado, de manera que esto podría significar que los vacunados no transmiten el virus.

“Este estudio no puede garantizar que hayamos detectado todas las infecciones asintomáticas”, explica Barda, ya que los autores reclaman paciencia y que todo lo revelado no se tome como algo categórico, sino con cautela y prudencia.

Por último, todos los grupos de edad han mostrado una eficacia parecida, es decir, que en este sentido no hay apenas variación de unos a otros, pero sí se ha podido constatar que la vacuna es menos eficaz en aquellos que presenten patologías o enfermedades previas al coronavirus.

Mientras tanto, está logrando resultados increíbles en los diferentes países en los que ha sido administrada, como Israel o Escocia, por lo que esa efectividad también se está confirmando con los contagios que está reduciendo en la vida real, no solo en laboratorios.