Deporte y Vida

COVID-19

¿Cómo evitar contagios en las reuniones sociales y comidas familiares?

Las autoridades sanitarias están haciendo un especial hincapié en la cantidad de contagios que se producen en celebraciones de carácter privado e incluso recomiendan que se limiten en frecuencia y aforo.

covid-19, salud, enfermedades
as.com

En un mundo ideal, deberíamos quedarnos en casa y limitar nuestros contactos a las personas convivientes. Pero lo ciero es que en la práctica las reuniones y celebraciones de carácter privado siguen produciéndose en mayor o menor medida y se han convertido además en uno de los principales focos de contagio.

Por ello, conviene resaltar algunas medidas básicas más allá de la recomendaciones consabidas de higiene de manos, limitación de aforo, distancia social y uso de mascarilla, ya que además es necesario tener en cuenta la limpieza de los alimentos tras el momento de la compra y su manipulación una vez que los cocinamos.

“No debemos dar paso, por ello, a una contraproducente obsesión por la limpieza, sino asumir recomendaciones básicas de higiene, siendo la primera y principal el lavado de manos con agua y jabón, antes y después de cualquier contacto, también de cara a la manipulación de alimentos", defiende Lara Dalla Rovere, nutricionista del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quirónsalud Málaga.

Las manos son las principales portadoras de los gérmenes causantes de muchas enfermedades. Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón antes de manipular alimentos, antes de comer, después de ir al baño o de tocar el contenedor de la basura. Ante la situación que estamos viviendo, es fundamental que todos nos concienciemos en mantener tanto manos como alimentos y enseres de uso cotidiano limpios", advierte la experta.

Limpieza y manipulación de alimentos

Para salir de dudas, el equipo de Nutrición de Quirónsalud Málaga comparte una serie de recomendaciones paso a paso.

Tras hacer la compra

  • Una vez la tenemos en casa, se desechan los embalajes externos, y como precaución adicional, se pueden limpiar los envases de cristal, plásticos y latas con agua y jabón.
  • Cuando ya esté colocada la compra en la despensa, se pueden limpiar con lejía o alcohol las superficies de la cocina.

Manipulación de alimentos

  • Hay que evitar la contaminación cruzada.
  • Tenemos que manipular de forma separada los alimentos crudos de los que están cocinados.
  • No podemos utilizar el mismo cuchillo o tabla de cortar, ya que las bacterias del alimento crudo podrían pasar al alimento cocinado.
  • Es importante cocinar suficientemente los alimentos
  • La OMS asegura que a partir de los 55ºC el virus quedaría desactivado. Sin embargo, se recomienda llevar a 65-70º todo el alimento cocinado, sobre todo carne, pescado y huevos.
  • En caso de comerse el alimento crudo, como fruta con piel o ensalada, tenemos que lavarla bajo el grifo y, mejor aún, desinfectarla con un poco de lejía alimentaria.
  • En este caso, sería suficiente sumergir 5 minutos en 3 litros de agua con una cucharadita de lejía apta para la desinfección del agua de bebida y aclarar con agua corriente.
  • Para conservar los alimentos una vez cocinados, es importante refrigerarlos a una temperatura adecuada.
  • Intentemos poner en la nevera la sobra de comida lo antes posible y no dejar la comida preparada más de 2 horas a temperatura ambiente.
  • Cuanto más tiempo se queda fuera de la nevera, mayor será el riesgo de contaminación de microorganismos.

Evitar platos compartidos

  • A la hora de comer en familia o con amigos, aparte de dejar distancia entre sillas, es recomendable evitar la comida para compartir: no comer todos del mismo plato.
  • Lo más apropiado es servirse la porción que se quiera comer en el propio plato y usar una cuchara limpia para repartir la comida, para no usar erróneamente el propio cubierto en el plato compartido.
  • Lo mismo ocurre con los aperitivos, como frutos secos o aceitunas; mejor dejar una cuchara para cogerlos o platitos separados para evitar utilizar las manos, lo que podría ser fuente de contaminación para los demás.