Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Nos preguntamos si es mejor la leche de almendras o de vaca

Nos preguntamos si es mejor la leche de almendras o de vaca

¿Puede ser una alternativa a la leche de vaca? Es una excelente fuente de nutrientes, pero en su versión industrializada puede contener sustancias altamente nocivas
Nominadas al Oscar a mejor actriz 2019

La leche de almendras no es un producto novedoso, pero su aparición en muchas recetas ha hecho de este tipo de leche una palabra de moda en los círculos de la salud. Lo que sí sabemos es que la leche de almendras no contiene lactosa, soja ni lácteos, por lo que es una excelente alternativa para los veganos, cualquier persona alérgica a la soja y lácteos, y los intolerantes a la lactosa.

Leche de almendras vs leche de vaca

La leche de almendras es más baja en grasas saturadas y calorías y puede ser una buena fuente de vitamina E (que ayuda a la regeneración celular) y también está llena de grasas omega 3, que ayudan a equilibrar la salud mental y los niveles de colesterol.

Sin embargo, la leche de vaca es rica en lactosa, calcio, fósforo, magnesio y proteína, lo que la hace más rica nutricionalmente que la leche de almendras. La leche de vaca es una gran fuente de calcio con aproximadamente 300 mg de calcio y 8.5 gramos de proteína por porción en comparación con solo 130 gramos de calcio y 1,5 gramos de proteína por porción en la leche de almendras.

¿Cuánta leche de almendras se puede tomar?

No hay una regla establecida en cuanto a la cantidad que deberíamos beber, pero si lo agregas al té o café u otras opciones de desayuno como cereales, aun así no será una gran ingesta ni causará problemas. Solo asegúrate de optar por la opción más nutritiva. Si estás tomando leche de almendras para alcanzar tus necesidades óptimas de calcio en comparación con los productos lácteos, deberías buscar una fórmula fortificada con calcio (que tenga aproximadamente 300 mg de calcio por porción).

El problema de la leche de almendras del supermercado

Siempre será mejor optar por hacer nuestra propia leche de almendras casera, de eso no hay duda. Muchas leches de almendras compradas en el supermercado contienen solo un dos por ciento de almendras, lo cual es bastante ridículo. Significa que estás pagando, quizá, un precio bastante alto por aditivos que incluyen emulsionantes, edulcorantes o vitaminas añadidas artificialmente.

Lo ideal es elegir leche de almendras con el mayor porcentaje de almendras que no tengan edulcorantes. Necesitarás revisar la etiqueta de ingredientes para ello, ya que muchas etiquetas que presumen de 'originales' no quieren decir que no contengan azúcares añadidos.

Leche de almendras y beneficios en la piel

Esto realmente depende del individuo. Las personas con alergias a las nueces, por ejemplo, pueden tener una respuesta alérgica en la piel; siempre es mejor consultar con un médico antes de probar. Las leches de almendras con aditivos como el azúcar y los aceites vegetales son proinflamatorios y pueden provocar brotes de acné y empeorar las afecciones existentes. Lo mejor, como hemos comentado anteriormente, es producir nuestra propia leche de almendras.

Impacto en el medio ambiente

La producción de leche de almendras tiene un impacto significativo en el medio ambiente. La mayor parte de la leche de almendras proviene de California, que produce más del 80 por ciento del suministro mundial de almendras. Se necesitan cinco litros de agua como mínimo para cultivar una almendra y California ha estado en sequía durante más de cinco años, por lo que quizá no sea la mejor opción si eres de la rama ecologista.