Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

Así se han adaptado los gimnasios a la segunda ola

"La gente ha encajado con mucha naturalidad y de manera muy responsable la situación actual, de hecho, nos encontramos con un volumen de clientes que supera la época pre- COVID".

gimnasios covid
Distrito Studio

Cada ciudad, cada provincia, cada comunidad autónoma, vive la pandemia de coronavirus de manera diferente. No sólo por sus características, sino por la incidencia de los casos en cada lugar. Los gimnasios se han ido adaptando a cada momento, a cada fase, para seguir dando servicio, necesario para muchos, no sólo a nivel físico, sino también mental para muchas personas. Se han convertido en lo más parecido a la normalidad, aunque tengas que tener un mini espacio particular para ti. 

Hablamos con Manu Álvarez, Estudio Manager en Distrito 080 Barcelona, quien nos cuenta cómo están viviendo estos momentos. "La gente ha encajado con mucha naturalidad y de manera muy responsable la situación actual, de hecho, nos encontramos con un volumen de clientes que supera la época pre- COVID, y esto se debe a que no solo ofrecemos entrenamientos de mucha calidad, con muy buenos entrenadores que en todo momento se preocupan por el atleta, sino que además hacemos todo con la máxima seguridad e higiene", nos cuenta a Deporte y Vida.

Así es el nuevo protocolo en los gimnasios

"Cada atleta accede al centro con su mascarilla y una vez está en su estación de trabajo se la quita para poder entrenar. Cada estación consta de 5 metros cuadrados por usuario con una distancia de seguridad de más de 2 metros entre parcelas de trabajo. A mayores, se encontrarán siempre su propio material desinfectante para limpiar en todo momento cualquier superficie o material con el que tengan contacto", destaca.

"Todo esto nos permite seguir con nuestro día a día respetando y cumpliendo todas las normas y medidas de seguridad sin olvidarnos de un entrenamiento entretenido y divertido accesible a todo el mundo con unos resultados muy beneficiosos para la salud de cada cliente".

Los gimnasios, muy duramente golpeados, quieren seguir siendo el lugar de ocio, ejercicio físico, puesta a punto, recuperación de lesiones, operaciones, dolores... siguen siendo un punto de expansión de la mente, de liberación, de momento donde pensar lo menos posible sobre lo que hay fuera. Ahora más que nunca es necesario encontrar ese espacio de desconexión, no sólo a nivel físico, sino ahora lo más importante, a nivel mental.