Deporte y Vida

CORONAVIRUS

Tamiflu: qué es, para qué sirve y qué dicen las pruebas y estudios de su eficacia contra el COVID-19

Este antiviral selectivo utilizado en el tratamiento de la gripe. De momento no está recomendado contra el coronavirus porque no se ha demostrado su eficacia.

Coronavirus 2020
GEORGE FREY AFP

En la búsqueda de un tratamiento contra la COVID-19 causada por el coronavirus son muchos los medicamentos probados. Desde la polémica hidroxicloroquina al tocilizumab o el remdesivir. Otro de ellos es el oseltamivir, más conocido con su nombre comercial: Tamiflu o Tazamir.

Qué es

El oseltamivir es un profármaco (un compuesto que se convierte en fármaco una vez lo metaboliza el cuerpo) antiviral selectivo. Es capaz de inhibir las neuraminidasas, una enzima presente en la envoltura del virus de la gripe que le permite salir de las células ya infectadas para proceder a contaminar a otras, por lo que es útil para frenar su diseminación por el organismo.

Para qué sirve

Se ha utilizado para combatir dos variedades de gripe, la A y la B. También se empleó en la epidemia de gripe aviar H5N1 que padeció el sudeste asiático en 2005 y en la pandemia de gripe A H1N1 de 2009. En ambos casos permitió aliviar los síntomas de los pacientes, pero con una duración limitada, de unas 12 horas.

Con el tiempo, el H1N1 acabó mutando y volviéndose resistente a este medicamento. Además, el Tamiflu ha generado controversia por los efectos secundarios que produce, entre ellos algunos neuropsiquiátricos peligrosos. En Japón, que llegó a consumir más de la mitad de la producción mundial, el Ministerio de Salud advirtió de que no debía prescribirse a niños entre 10 y 19 años por su potencial para cuasar alteraciones de la conciencia o del comportamiento y alucinaciones. En 2007 Corea del Sur hizo lo propio.

¿Eficaz contra el COVID-19?

Un documento de Sanidad que incluye posibles tratamientos para el COVID-19 en España incluye el Tamiflu, que ya se ha utilizado con el mismo fin en China. Sin embargo el ministerio no recomienda su uso de forma general dado que "no está clara su eficacia y posiblemente se ha usado para el tratamiento de la coinfección con gripe". Actualmente, por tanto, "no está recomendado" salvo en el caso de que junto al coronavirus concurra una gripe.