Deporte y Vida

NUTRICIÓN

10 consejos para un consumo responsable de complementos alimenticios

La AESAN ha tenido conocimiento, a través de varios Estados miembros de la UE, de la comercialización de complementos alimenticios que supuestamente previenen, tratan o curan el COVID-19.

covid-19, salud, nutrición, complementos alimenticios
as.com

Son tiempos para la solidarodad y la responsabilidad. Pero hay quienes buscan aprovecharse de la situación y del mimedo de las personas. Y es que, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha tenido conocimiento, a través de varios Estados miembros de la UE, de la comercialización de complementos alimenticios que supuestamente previenen, tratan o curan el COVID-19.

Estos vendedores intentan aumentar sus beneficios a través de declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, no autorizadas y prohibidas al promocionar y vender los complementos alimenticios.

“Los complementos alimenticios son alimentos cuyo fin es complementar la dieta normal. Estos productos no pueden atribuir propiedades de prevenir, tratar o curar una enfermedad humana, ni referirse en absoluto a dichas propiedades. En consecuencia, no existen complementos alimenticios que prevengan, traten o curen la infección por Coronavirus y, por lo tanto, no puede haber ningún producto en el mercado con tales declaraciones”, remarca la AESAN.

Por otro lado, la AESAN recomienda a la población realizar un consumo responsable de los complementos alimenticios, que no son necesarios en el marco de una dieta variada y equilibrada. Al final, los consumidores son responsables de su propia salud, de atender el consejo de los médicos y otros expertos sanitarios, así como de seguir las instrucciones de uso y las advertencias del etiquetado de los productos.

Decálogo de recomendaciones de la AESAN

1. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustituto de una dieta equilibrada. Una dieta variada y equilibrada proporciona todos los nutrientes necesarios para el normal desarrollo y mantenimiento de un organismo sano.

2. Siga siempre las instrucciones de uso proporcionadas en el envase.

3. Preste atención a los ingredientes que contiene por si usted es alérgico o intolerante a alguno de ellos.

4. No consuma un complemento alimenticio en dosis superiores a las que se indican en la etiqueta, ya que un consumo a dosis más altas de las recomendadas puede tener efectos perjudiciales para la salud, sobre todo si se prolonga en el tiempo.

5. Un producto natural no es sinónimo de un producto seguro.

6. Informe siempre a su médico:

- De los complementos alimenticios que esté consumiendo. En particular, si usted padece alguna enfermedad subyacente. Esto ayudará a su médico a considerar los efectos combinados entre su medicación y el complemento alimenticio en el diagnóstico y el tratamiento de su enfermedad.

- Si tiene previsto someterse a una intervención quirúrgica.

- Si usted está embarazada o en periodo de lactancia. La mayoría de los complementos alimenticios no han sido estudiados en mujeres embarazadas o durante el periodo de lactancia.

- Si está considerando darle un complemento alimenticio a un niño. La mayoría de los complementos alimenticios no han sido estudiados en niños.

- De cualquier efecto perjudicial o reacción adversa que observe. Si siente o sospecha que el complemento alimenticio le causa alguna reacción adversa comunique a su médico los síntomas.

7. Desconfíe de los complementos que se anuncian con propiedades y efectos increíbles o como soluciones “milagro” de sus problemas.

8. No compre complementos alimenticios de fuentes desconocidas. Compre sus complementos alimenticios en canales de distribución de alimentos autorizados o en la farmacia. Comprar de fuentes desconocidas en Internet o correo ordinario puede suponer un riesgo.

9. Recuerde que para reducir el sobrepeso y el exceso de grasa se recomienda reducir la ingesta de calorías con una dieta de alimentos adecuada y, al mismo tiempo, aumentar el gasto de energía mediante un adecuado nivel de actividad física. El consumo de cualquier complemento alimenticio sólo debe ser complementario o adicional. Además, recuerde que para mantener el resultado alcanzado es necesario adoptar de forma permanente hábitos alimenticios saludables y seguir un estilo de vida activo.

10. En general, incluso si hace deporte, con una dieta variada y equilibrada, que incluya una adecuada hidratación, puede cubrir las necesidades nutricionales de su cuerpo.