Deporte y Vida

Actualidad: Pandemia Coronavirus

CORONAVIRUS

Coronavirus: evitar que se empañen las gafas con las mascarillas

Te contamos cómo te debes colocar las gafas cuando te pongas la mascarilla para evitar que se empañen durante la crisis del coronavirus.

Coronavirus: evitar que se empañen las gafas con las mascarillas

El coronavirus llegó a China el pasado mes de diciembre de 2019 y pocos podrían imaginar en aquel momento la incidencia y los daños que iba a causar a lo largo del mundo. España e Italia son los países más afectados en Europa, pero el virus se sigue propagando por todo el mundo.

La propagación del COVID-19 ha sido más rápida de lo previsto y, desde hace algunas semanas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, sus siglas en inglés) recomiendan el uso de mascarillas en los casos en que se presenten síntomas de la enfermedad y para los sanitarios que trabajen con pacientes. Bajo estas premisas, hay varias dudas que sobrevuelan a la población y un problema específico: ¿cómo colocarse la mascarilla para evitar que se empañen las gafas?

Las mascarillas se han convertido en un elemento prácticamente indispensable en el día a día de muchas personas y, en ocasiones, las gafas suponen un problema para llevarla de la manera más cómoda e incluso ocasionan que se empañen. La primera opción y la más lógica que pensaría la mayor parte de la gente es simple. Ponerse la mascarilla de manera que cubra la nariz y la boca y, después, las gafas. No obstante, las gafas acaban empañadas y dificultan de manera clara la visión.

Sin embargo, fue el Departamento de la Policía Metropolitana de Tokio el encargado de aportar una solución a este problema. Hay dos formas para evitar que se empañen las gafas.

La primera es doblar un cuarto de la mascarilla en la parte de arriba antes de usarla y la segunda es colocar un pañuelo en la parte superior de la mascarilla, junto a la nariz. Estos consejos fueron emitidos en diciembre para que los ciudadanos japoneses evitaran los resfriados y las alergias, pero se han vuelto indispensables en plena crisis del coronavirus.

Son muchas las personas que, durante estos días, están utilizando estas mascarillas en su actividad profesional. Estas dos soluciones son vitales y fáciles de llevar a cabo con las mascarillas más flexibles, las que se pueden doblar, pero no con los modelos más rígidos.