Deporte y Vida

Coronavirus

Lavarse las manos con jabón o con gel desinfectante: qué es mejor

El objetivo es esta práctica es evitar el aumento de contagios en España. El coronavirus está atacando al mundo entero y en nuestro país ya hay más de 64.000 contagiados.

Lavarse las manos con jabón o con gel desinfectante: qué es mejor

El Gobierno decretó el estado de alarma durante dos semanas cuya medida quiere ampliar hasta el próximo 11 de abril, la aprobación entrará en vigor en las próximas horas. El fin es parar el contagio del COVID-19 en nuestro país, pero parte de la sociedad sale de su hogar ya sea para irse a trabajar, para realizar la compra de alimentos básicos o para sacar al perro. Una práctica muy importante a realizar es el lavado de nuestras manos porque es un nexo de contagio elevado. 

El lavado de manos se realiza para disminuir los microorganismos que tenemos en nuestra piel y se puede emplear jabón o gel desinfectante formado por base alcohólica e incluso con un jabón antiséptico. 

¿Cuál es mejor?

Las dos maneras para desinfectar tu piel son aceptables pero el Ministerio de Sanidad recomienda el lavado con agua y jabón "cuando las manos están sucias" y el uso de gel desinfectante, "cuando las manos están contaminadas por microorganismos no visibles a la visión humana". El gel elimina mejor estas bacterias que el jabón convencional. 

Por lo tanto, la desinfección de manos se realizará mejor con un gel desinfectante que con un jabón. Hay que darle mucha importancia a esta práctica para evitar la transmisión del coronavirus mediante el contacto. La cantidad tiene que ser lo suficientemente necesaria para friccionar durante  al menos15 segundos. 

¿Cuando debemos realizar el lavado de  nuestras manos?

Hay que tener las manos desinfectadas "siempre antes y después de "estar en contacto con una persona que precisa atención en cualquier punto del sistema sanitario. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se realice: Siempre antes de realizar una técnica aséptica. Siempre después de que haya existido posibilidad de contacto con fluidos corporales. Siempre después del contacto con el entorno del paciente".