CICLISMO | DAUPHINÉ

Aranburu es segundo tras un Colbrelli que por fin remata

El italiano, que había sido segundo en las dos primeras etapas, esta vez se impuso por delante de un gran Aranburu. Pöstlberger, líder antes de la crono.

Aranburu es segundo tras un Colbrelli que por fin remata
AFP

A la tercera fue la vencida para Sonny Colbrelli. El italiano, de 31 años recientes, pudo por fin alzar los brazos en esta edición del Dauphiné después que en las dos primeras etapas terminara segundo... aunque primero del pelotón. El primer día triunfó Van Moer y el siguiente Pöstlberger, actual líder, ambos desde la escapada. Los dos días se lamentó Colbrelli, consciente de sus buenas piernas, y esta vez no podía dejar escapar la ocasión. En un final más exigente del que se esperaba en principio para una volata, el del Bahrain superó a un gran Álex Aranburu. El vasco del Astana saltó el primero en la llegada, pero fue superado y apenas tuvo opciones de volver a remontar.

Clasificación de la tercera etapa

"Estoy muy feliz con esta victoria después de haber sido segundo en las dos primeras etapas. Tengo que agradecer a mi equipo el trabajo para haberla conseguido. El último kilómetro fue muy duro. Kwiatkowski lanzó la carrera antes de llegar a la última recta, tiró de manera impresionante durante más de 300 metros. Luego Aranburu salió muy fuerte, pero pude cogerle la rueda y luego todo salió bien", afirmaba Colbrelli.

Clasificación general

La jornada de este martes, entre Langeac y Saint-Haon-Le-Vieux, era la más propicia para el esprint junto a la del jueves. Además, la fuga no generó ningún peligro al pelotón: solo dos corredores se fueron por delante. Omer Goldstein, del Israel, y Loïc Vliegen, del Intermaché, fueron los valientes del día. Llegaron a tener más de tres minutos de ventaja, pero nunca supusieron peligro para un pelotón que superó en la primera parte de la etapa, sin problemas, las escasas dificultades que presentaba el día.

A 21 km de meta fue Vliegen neutralizado, y no llegó este momento antes porque el pelotón no quiso, tratando de evitar más movimientos. Goldstein tiró la toalla unos kilómetros antes. En ese momento, equipos como Ineos y Movistar empezaron a tomar el ancho de la carretera para, especialmente, proteger a sus líderes del ligero viento de lado que había (Guillaume Martin se fue al suelo). Tras superar un complicado giro, llegó el exigente final, más de lo que se apreciaba en el perfil, y Aranburu lo probó el primero. Colbrelli, que no estaba bien colocado en ese momento, remontó y ganó con suficiencia. Postlberger mantuvo el liderato sin problemas. Presumiblemente, este miércoles todo cambiará en la dura contrarreloj con final en Roche-La-Molière, corta (16,4 km) pero con un terreno exigente. Es el momento para que los hombres de la general empiecen a dejarse ver.