Competición
  • Clasificación Eurocopa

Andorra, Xorret de Catí y Cumbre del Sol marcan la primera semana

VUELTA A ESPAÑA

Andorra, Xorret de Catí y Cumbre del Sol marcan la primera semana

El pelotón asciende las rampas del Xorret de Catí en la Vuelta a España 2010.

JESÚS RUBIO

DIARIO AS

Las tres etapas de media y alta montaña en los Pirineos y en las cumbres de la Comunitat Valenciana marcan la primera semana de la Vuelta a España.

Después de la crono por equipos de Nimes y la jornada de abanicos camino de Gruissan, la carrera se adentra en España en esta primera semana de carrera. Los ciclistas ya tendrán un primer contacto con la alta montaña camino de Andorra para enfrentarse después a los cortos pero exigentes puertos de la serranía de la Comunitat Valenciana. A continuación repasamos las etapas claves de esta primera semana en La Vuelta.

Etapa 3: Prades - Andorra la Vella (lunes 21 de agosto)

Primera gran etapa de montaña en el tercer día de carrera. El pelotón pondrá rumbo a los Pirineos en una etapa ideal para las fugas y en la que algún favorito puede poner a prueba a sus rivales. De salida, los ciclistas deberán afrontar la subida al primer puerto duro de esta edición, el Col de la Perche, una subida de primera categoría de 19,5 kilómetros de ascensión al 4,8% con unos primeros 7 kilómetros suaves pero con 9 kilómetros intermedios en los que la pendiente apenas baja del 6%. Tras esta subida, los ciclistas realizarán un largo descenso que les introducirá en suelo español y tendrán un terreno favorable hasta La Seu d´Urgell. Tras 10 kilómetros de terreno pestoso hacia Andorra, en Sant Julià de Lória empezarán unos 40 kilómetros finales duros que arrancan con la subida al Coll de la Rabassa, un puerto de primera categoría de 13,3 kilómetros al 6,8% con rampas iniciales de hasta el 15% y tramos durante toda la ascensión en los que no se baja del 6%. Tras un largo descenso de casi 20 kilómetros, los ciclistas afrontarán la subida al Alto de la Comella, de segunda categoría con 4,3 kilómetros al 8,6% tras el que afrontarán un descenso de 7 kilómetros hacia la línea de meta.


Etapa 5: Benicassim - Alcossebre (miércoles 23 de agosto)

Los montes de Castellón serán protagonistas en la llegada de la Vuelta a la Comunitat Valenciana en una etapa ideal para las fugas. De salida, los ciclistas deberán subir el Alto del Desierto de las Palmas (2ª categoría, 7,8 kilómetros al 4,8%). Tras unos kilómetros tranquilos, los ciclistas se meterán en un terreno rompepiernas durante 50 kilómetros en los que ascenderán el Alto de Cabanes (3ª categoría, 7,3 kilómetros al 4,4%) y el Coll de la Bandereta (2ª categoría, 4,6 kilómetros al 7,6%). Tras su descenso y un tramo llano, los ciclistas subirán el Alto de la Serratella (2ª categoría, 13,2 kilómetros al 3,7%) antes de afrontar su descenso y un tramo rompepiernas hasta Alcossebre, donde comenzará la subida a la Ermita de Santa Lucía, una subida inédita de tercera categoría con 3,4 kilómetros al 4,2% de pendiente media.

Etapa 8: Hellín - Xorret de Catí (sábado 26 de agosto)

La serranía de Alicante hace acto de presencia en la Vuelta en una etapa donde se recupera la llegada al Xorret de Catí. Tras unos 100 kilómetros tranquilos, el pelotón llegará a Villena, donde los ciclistas afrontarán un terreno rompepiernas durante 40 kilómetros con las subidas al Puerto de Biar (3ª categoría, 6,1 kilómetros al 3,4%) y el puerto de Onil (3ª categoría, 7 kilómetros al 3,8%), hasta llegar Alcoy, donde rodarán por un terreno pestoso antes de pasar por Castalla, donde comenzará la subida al Xorret de Catí, un puerto de primera categoría de 5 kilómetros al 9% con rectas interminables que incluyen tramos al 11, al 14 y hasta del 18%. Después de coronar, los ciclistas tendrán 3 kilómetros de descenso hasta la línea de meta.

Etapa 9: Orihuela - Cumbre del Sol (domingo 27 de agosto)

La última etapa de esta primera semana mezcla zonas costeras con zonas de media montaña. Tras 120 kilómetros bordeando la costa y con el riesgo de que se produzcan abanicos, los ciclistas llegarán al Alto de Puig Llorença, una subida de 2ª categoría de 3,2 kilómetros al 9,2% con rampas de hasta el 21% que les servirá de aperitivo para la subida final. Tras 30 kilómetros llanos, los ciclistas volverán a subir las rampas de Puig Llorença en la subida a Cumbre del Sol, una ascensión de primera categoría de 4 kilómetros al 9,1% en una prolongación de Puig Llorença en la que ya ganó Tom Dumoulin en 2015.

0 Comentarios

Normas Mostrar