NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BROOKLYN NETS

Kyrie y los Nets se distancian y asoman Lakers, Knicks y Clippers

Las negociaciones del díscolo base con su equipo no van bien y una de las mayores estrellas de la NBA podría salir al mercado. Sería un terremoto.

Actualizado a
Kyrie Irving (Nets).
Russell IsabellaUSA TODAY Sports

Otra vez Kyrie Irving en los titulares. Otra vez porque hay jaleo en torno al base. Uno de los mayores talentos ofensivos de la historia de la NBA, y uno de los jugadores de estilo más estético de todos los que han pisado una pista de baloncesto, pero también una de las personalidades más complicadas. Después de que los Nets fueran barridos (4-0) en primera ronda por Boston Celtics, uno de los exequipos de Kryie, uno de los que dejó atrás porque no encajó, su compleja situación quedó en un segundo plano. Pero, con la agencia libre ya a menos de dos semanas, eso no podía durar mucho tiempo. No: ya hay caso Kyrie. No podía ser de otra manera. Shams Charania (The Athletic) afirma que el jugador y la franquicia están en un parón, que no acercan posturas sobre una posible ampliación y que eso pone a Kyrie a tiro de mercado. Y que, claro, aparecen los merodeadores habituales: Lakers, Knicks, Clippers.

Kyrie, ya se sabe, ha pasado de verso libre y enfant terrible a un problema serio para su equipo, que se quedó lejísimos de sus expectativas mínimas para la temporada pasada, perdió por el camino a James Harden y quemó el tercer año de la pareja Kevin Durant-Kyrie Irving en Brooklyn. Dos reales, si se considera que KD no jugó en todo el primer curso porque arrastraba su lesión del tendón de Aquiles en las Finales 2019. Pero tres a efectos de contratos. Durant firmó en agosto una extensión de cuatro años y 198 millones de dólares. Los Nets querían dejar arreglado el futuro del big-three pero nada salió como esperaban: James Harden no extendió su contrato y acabó traspasado a Philadelphia 76ers, un rival directo. Con Kyrie tampoco hubo acuerdo. Los Nets iban a ofrecerle 187 millones por cuatro años extra pero retiraron su oferta.

El asunto de la vacuna de Kyrie destrozó la dinámica del equipo, acabó con la química y con las posibilidades de formar un bloque compacto. El base se perdió 35 partidos de fase regular en Brooklyn, y eso le costó quedarse sin 13,3 millones de dólares. Los Nets solo le sancionaban por los partidos en su pista, los que por las leyes de Nueva York no podía jugar por no estar vacunado. Los que eran a domicilio sí los cobraba ya que de esos estaba apartado por el equipo, que empezó la temporada sin querer circo pero acabó plegándose, tragando. A eso hay que sumar que, por un encontronazo con la marca, Nike no piensa seguir con él más allá de esta ya terminada temporada y perderá un contrato que era de unos 11 millones al año. Dinero que vuela junto a esa extensión que ahora toca negociar de nuevo. El problema es que Kyrie, uno de los jugadores más determinantes de la NBA cuando está centrado y en pista, ha dejado de ser alguien del que un equipo pueda fiarse. En sus tres temporadas en Brooklyn ha promediado 27,2 puntos y 6,1 asistencias con un 40% en triples. Pero ha jugado solo 103 de 216 partidos de fase regular. Y, literalmente, nunca se sabe por dónde puede salir.

Cuando su equipo fue eliminado, él aseguró que no se movería de los Nets. Como en su día aseguró que no se movería de los Celtics, y se marchó solo unos meses después. Y eso tras haberse ido de los Cavs porque no se sentía a gusto a la sombra de LeBron James, aunque juntos fueron campeones en 2016 con una actuación histórica en la remontada contra los Warriors. El problema para los Nets es que, por un lado, un Kyrie centrado es un talento único y su mejor baza para aspirar al anillo. Y, claro, el base es amigo íntimo de Kevin Durant y un divorcio con él podría tener un efecto devastador en la estrella principal… salvo que esta (KD) también le esté viendo las orejas al lobo a la relación (al menos a la profesional) con Kyrie. Los Nets querrían retener a su segunda espada, pero sin atarse a largo plazo ni hipotecarse por un jugador del que, parece claro, ya no se fían.

Kyrie tiene una player option de 36,9 millones de dólares. Si la rechaza y sale al mercado, los Nets podrían llegar, más que nadie, hasta un máximo de cinco años y 245 millones. Una locura. En la temporada 2026-27, cobraría 58,1 millones. El jugador, claro, no quiere un acuerdo cortoplacista que limite sus cantidades totales garantizadas y así se llega a estas informaciones de Charania, la prueba de que ambas partes plantean guerra de cara a la apertura de mercado. Kyrie tiene 30 años, y si rechaza la player option saldrá al mercado como agente libre. Eso podría abrir la puerta de los Knicks, que pueden abrir el espacio salarial suficiente para firmarle. Lakers (donde se reuniría con LeBron) y Clippers necesitarían que el base se acogiera a su player option y firmara una extensión con los Nets para después ser traspasado vía sign and trade. Por ahora todo parece más bien un choque de intereses, filtraciones para presionar. Pero las negociaciones se calientan y, si el acuerdo no se aproxima, podemos estar ante un nuevo bombazo en el panorama NBA: Kyrie Irving en el mercado. Con todo lo que eso implica.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?