Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

NBA

Nuevo momento de bajón para los Hernangómez en la NBA

Willy y Juancho, como ya les ha ocurrido otras veces, están teniendo muchos problemas para coger minutos en sus respectivos equipos.

Willy y Juancho Hernangómez
Montaje: DIARIO AS

Viajamos al mes de agosto. España está en la fase de preparación del Mundial de China. En los análisis previos se les pedía un paso adelante, aunque ellos quisieran quitarse esa marrón de encima, ante la ausencia de Pau Gasol para acompañar a su hermano Marc. Pasaron los días, comenzó el campeonato y las dudas sobre la Selección resbalaron para acabar en su tejado. La presión aumentaba, se necesitaba más de ellos. ¿Consecuencia? Hubo respuesta. Hicieron lo que se les pidió, mejoraron, se adaptaron al equipo y no el equipo a ellos, relevaron bien a sus pares y fueron artífices de la victoria de España en el campeonato mundial, que se dice y escribe pronto pero no es algo que sea como comer pipas. 

Una vez acabada la época de selección internacional, vuelta a la rutina de la NBA. Pero ésa no está siendo ni mucho menos gloriosa, ha habido un fundido a negro y preocupa el futuro inmediato de ambos jugadores. Con la pérdida progresiva de otros jugadores españoles (Sergio Rodríguez, Mirotic, Álex Abrines...), los Hernangómez son los dos que más están jugando con una cuerda que flojea. Su situación debe mejorar porque ambos son agentes libres a partir de julio de 2020. Coinciden en alguna cosa más, pero son casos paralelamente distintos

Willy Hernangómez 

El pívot continúa en los Hornets. El pasado verano el equipo activó la opción que tenían para renovarle el contrato de forma unilateral y él, en palabras a AS, se mostraba contento e ilusionado. Pero la etapa de los Knicks ya quedó atrás hace tiempo; allí pudo brillar algo más a la vera de su amigo Porzingis, en Charlotte ha ido picando piedra, trabajando mucho el físico y no le han dado ni agua.

Se le juntan, sin entrar a valorar el juego que despliega, tres variables principales: no ha llegado a convencer ni al anterior técnico, Steve Clifford, ni al actual, James Borrego; su equipo es de los más limitados en cuanto al '5', con Cody Zeller como titular y Bismack Biyombo como su otro suplente; esta temporada, con la marcha de Kemba Walker, el equipo ha rebajado ostensiblemente sus objetivos y el principal ahora es desarrollar a sus jóvenes dándoles más minutos en la cancha. Bueno, pues con estas tres cosas en mente Willy sigue jugando muy poco (21 minutos en sólo dos de los cinco partidos posibles). Acaba de empezar la campaña, pero es la inercia que ha cogido su sitio en la plantilla la que pone en alerta. Y si atendemos al dato del ratio defensivo, peor: con 114'8, Charlotte es el tercero peor de la Liga y lo extraño sería insertar ahora en la rotación a un Willy cuyo punto flaco es precisamente la defensa.

Juancho Hernangómez 

El alero sigue con los Nuggets. Su caso viene por ser muy irregular su presencia en el equipo, aunque Mike Malone se muestra más preocupado en seguir su evolución (ha viajado más de una vez para verle in situ). Una mononucleosis y una lesión dolorosa en la ingle han minado su producción en los últimos años, alternando esto con la ristra de partidos en los que fue titular el año pasado (25, sobre todo al inicio de temporada) y con acciones decisivas aplaudidas por todos.

En Denver juegan otras variantes para que no esté contando como debería: es un equipo que utiliza una rotación larguísima donde es difícil destacar regularmente salvo que seas uno de los tótems (Murray, Jokic o Millsap); en la posición de alero ya casi tirando a ala-pívot, la que ocupa él, hay mucha competencia no sólo con lo que absorbe Will Barton sino con un Torrey Craig que cada día es mejor, un Jerami Grant que ha llegado a dar más soporte físico al quinteto y un Michael Porter que acaba de debutar y ha empezado a todo trapo. A ello se junta su situación contractual: ambas partes querían la renovación, pero el jugador pidió de más y no se alcanzó un acuerdo con la consiguiente tirantez posterior (una factura que está cobrando ahora). Sólo ha saltado a cancha en uno partido de los cinco que su equipo ha tenido, el último, y con presencia testimonial: no es para lo que Juancho está hecho.