Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

CHARLOTTE HORNETS

Willy Hernángomez: "No me planteo volver al Real Madrid, quiero retirarme en la NBA"

Willy Hernángomez: "No me planteo volver al Real Madrid, quiero retirarme en la NBA"

Emilio Cobos

DIARIO AS

El pívot de Charlotte Hornets repasa su temporada en la NBA, a la que le pondría un 7 de nota, y espera estar en el Mundial de China con España.

-¿Qué valoración hace de la temporada?

Soy muy exigente conmigo mismo y siempre voy a querer más. Al final, la temporada fue buena, mejor que la del año pasado. Le pondría un 6,5, casi 7. He vuelto a jugar a un buen nivel, al mejor desde que estoy en la NBA. Fue un año con momentos malos, pero me quedo con los buenos: el saber aprovechar los minutos, que el equipo ganase, estar un año sano... Físicamente me encontraba mejor que nunca.

-La segunda parte de la campaña fue mejor que la primera, en la que hubo dudas. Al final se quedaron a un partido de alcanzar los 'playoffs'.

Nos faltó jugar así, como en el último mes y medio, antes. Ganamos partidos importantes contra Boston y Toronto, pero nos faltó jugar a ese nivel con anterioridad. Con tanto cambio de rotaciones es verdad que el equipo no llega a sentirse cómodo: la primera unidad iba muy junta y. luego. la segunda cambiaba cada cinco partidos. Luego sí se dio con la tecla. Es verdad que para haber sido un año con entrenador, jugadores y GM nuevos está bastante bien lo que hicimos.

-Uno de los grandes temas durante la temporada ha sido la rotación, lo irregular que ha sido el minutaje para los pívots. Hasta su madre lo ha comentado...

Hay que entender que es un técnico novato, es su segunda temporada como entrenador-jefe en la NBA y quiere hacerlo bien. Ha estado buscando la solución a la ecuación todo el año. Y yo no he sido el único perjudicado con esto de la rotación: Kaminsky no ha disputado los primeros 35, Biyombo no iba ni convocado, Jeremy Lamb pasaba de titular a suplente, los cambios con Malik Monk... Buscaba y por eso cambiaba, pero después de un año ya sabemos lo que pide y él sabe lo que nosotros podemos dar. Veremos qué pasa este verano.

-¿Personalmente cómo le sentó todo esto? El esfuerzo no ha sido recompensado.

Después de todo el trabajo que hice en verano: me sacrifiqué no yendo a la Selección por ir a la Liga de Verano de la NBA y jugar bastante bien... Siempre querría jugar más. Yo sé mi rol, pero sí que me daba rabia ver al equipo perder y saber que yo podía echar una mano en muchas ocasiones. Me quedo con que he jugado más minutos y más partidos que el año pasado y que he podido demostrar que he mejorado en el triple. Al final esto es un proceso, hay que seguir trabajando como el que más y al final llegará el momento en el que tire la puerta abajo.

-Ese sacrificio del que habla le llevó a renunciar a estar con España en las Ventanas FIBA. ¿No le decepciona que eso no cuente para el entrenador?

No creo. Me ha valido para jugar muy cómodo, fuerte, dominante frente a otros pívots, en los momentos en los que he jugado. La NBA es un negocio, desconoces dónde vas a estar mañana, y otros 29 equipos saben lo que puedo aportar. Hay que estar preparado y ya está, no hay mucho más.

-¿Qué le dijo James Borrego, su entrenador, antes y después de la temporada?

Un poco lo mismo (Risas) Me dijo que iba a ser un año bueno, que íbamos a jugar e íbamos a hacer las cosas bien. Hace poco me ha dicho que el año que viene será bueno y haremos las cosas bien…

-¿Qué quería de usted el técnico? ¿Algún aspecto técnico que destaque?

Sí, destaco que siempre ha tenido las puertas del despacho abiertas para poder hablar, es de agradecer el tener una conversación de tú a tú con el entrenador y poder saber qué espera de de uno para poder jugar. Yo entiendo que a lo mejor un partido no se puede jugar por la rotación, porque quieres poner a dos pequeños en vez de a otro pívot, pero siempre nos ha dicho que estuviéramos preparados porque estábamos jugando bien. Eso demuestra que no sabía mucho lo que quería. Es un año en el que he podido jugar más y me quedo con eso. Con eso me quedo.

-¿En qué cree que puede mejorar este equipo? Ahora entramos en periodo de mercado y Kemba Walker, la estrella, es agente libre.

Va a ser un verano muy complicado. Tenemos que ver lo que decide Kemba. Yo tengo una opción de equipo que ellos son los que tienen que ejecutar y hay que ver qué es lo que pasa. Queda el draft, el periodo de agentes libres… Pero si el equipo siguiera junto, con los que estábamos, después de cómo acabó la temporada, sería diferente.

-Los Mavs están buscando un pívot. ¿Se ve allí con sus amigos Doncic y Porzingis?

No le voy a cerrar las puertas a nada. He compartido etapas en mi carrera con Luka y con Kristaps. Me lo he pasado muy bien con ellos, he aprendido muchísimo, pero esto es un negocio. Yo quiero seguir, llegar a mi máximo como jugador. A lo mejor yo quiero ir al equipo y luego me mandan a otro. Me encanta Charlotte, los aficionados y la ciudad, cuando hablo con los responsables me hacen ver que cuentan conmigo, pero yo les he dicho que quiero tener un papel importante.

-En Nueva York, donde ya jugó, todos sabemos lo que se puede hacer. ¿En Charlotte a qué dedica el tiempo libre, que diría José Luis Perales?

Soy jugador profesional de Fortnite. En Charlotte vas a cenar o a dar un paseo al bosque, pero al final juego con mi hermano al Fortnite o con Luka y nos pasamos horas y horas. Somos un poco frikis. Podríamos sacar un canal de YouTube…

-La explosión de Luka Doncic, ¿cómo la vive? En Estados Unidos ha sido un estallido por su forma de jugar y de transmitir.

Sabíamos que, a nivel de baloncesto, de juego, era muy bueno. Esa parte no me ha sorprendido, ya había dominado aquí en Europa, que es complicado. Pero lo que más me ha sorprendido es cómo se ha adaptado al ritmo físico de partido-viaje que hay en la NBA. Tiene un margen de mejora tan grande que puede marcar una época si sigue trabajando con la misma humildad.

-¿Cuál es su plan este verano?

Llevo ya un un tiempo entrenando en España. A seguir poniendo kilos y kilos de músculo. Y a evolucionar con los triples: quiero ser el Willy tirador que puede postear y hacer bloqueos, no al revés. Que el tiro de tres no sea un extra. Mi idea es que en el Mundial se vea que no tengo problema en tirar, que se vea que soy polivalente.

-Ya ha hablado con Scariolo sobre esto, supongo… Lo del triple y lo del Mundial.

Bueno, la mentalidad de Sergio es ir y que nos ganemos el puesto. Iré a intentar que se vea que nadie me puede quitar el puesto. Si los Hornets me dejan, iré e intentaremos ganar medalla.

-Y Europa, ¿lo descarta? ¿Se ve volviendo al Real Madrid en algún momento?

Como madridista que soy le deseo la mayor de las suertes al Real Madrid, pero no pienso ni imagino volver. Estoy muy feliz en la NBA, la mejor liga del mundo, jugando contra los mejores, y espero seguir muchos años, ojalá dando mi mejor nivel allí. Me gustaría retirarme en la NBA. Al final no puedes cerrar la puerta porque mi familia está en Madrid y siento al Madrid como mi familia. Me falta por ganar la Euroliga, pero ahora mismo no pienso en ello.