PHILADELPHIA 76ERS

Los Sixers ganan enteros como candidatos al cetro del Este

Ben Simmons celebra la victoria ante Boston Celtics.

Bill Streicher

USA TODAY Sports

Tumbaron a Bucks y Celtics en esta recta final de la temporada regular y su balance con las incorporaciones de Butler y Harris les ensalza aún más.

Faltan poco menos de tres semanas (10 de abril) para que la temporada regular llegue a su fin y a estas alturas están prácticamente decididos los tres primeros puestos en la Conferencia Este. Los Bucks se mantienen como líderes (53-19) con un margen de dos partidos sobre los Raptors, los cuales podrían darle un susto dadas las numerosas bajas del equipo de Wisconsin en el momento actual. Quien tiene menos posibilidades de escalar puestos en la clasificación son los Sixers, a seis partidos del líder, pero sus posibilidades para ser campeones de Conferencia aumentan por momentos.

El equipo dirigido por Brett Brown suma seis victorias consecutivas, destacando entre ellas el asalto al Fiserv Forum ante los Bucks en uno de los mejores partidos del año; y la victoria de la pasada madrugada ante unos Celtics que dependen enormemente de Kyrie Irving. Ese problema también se acentúa en el bloque de Milwaukee cuando falta Antetokounmpo, como se está viendo en los últimos duelos. Un problema que puede ser lapidario cuando lleguen los playoffs.

Cierto es que los grandes favoritos para luchar por las finales cuentan con segundas espadas, escuderos de lujo para apoyar a las estrellas del equipo en los momentos decisivos. Si las primeras fallan, estos jugadores intentan paliar los daños lo máximo posible e incluso ganar los duelos. Y en ese aspecto, uno de los equipos más potentes, junto con Raptors, son los Philadelphia 76ers.

Los Sixers mejoran tras la llegada de Butler y Harris

La franquicia de Pensilvania ha demostrado momentos de debilidad a lo largo de la temporada, como prácticamente el resto de equipos, pero ha sabido responder ante ellos de la mejor manera. A lo largo del curso ha incorporado a Jimmy Butler y Tobias Harris, dos imprescindibles en el quinteto inicial de Brown. Según el periodista Shane Young, la llegada de estos dos jugadores ha sido clave en la mejora del bloque y, sobre todo, en las sensaciones que están dejando antes de empezar los playoffs.

Los Sixers tenían un balance de 9-6 (66,7% de victorias) en el momento en el que llegó Butler. A partir de esa fecha el promedio mejoró un poco. En su corta trayectoria en Philadelphia, el escolta mantiene a su equipo en un 67,3% de triunfos: 33 victorias y 16 derrotas sin contar los partidos que se ha podido perder.

Fue en el último mercado de fichajes cuando los SIxers se reforzaron con el jugador que cerraría su quinteto de ensueño en la temporada actual: Tobias Harris. El interior estaba desatado en los Clippers, donde era el líder, y se adaptó a las mil maravillas en su nuevo equipo: balance de 13-5 con él (72,2%).

Pero la cifra abrumadora llega cuando el quinteto titular de Brown (Simmons, Redick, Butler, Harris y Embiid) está en pista. Solo han jugado ocho partidos juntos, debido a las diferentes lesiones de cada uno, y han ganado siete de ellos. Su rating ofensivo en pista es de 119,3 puntos de media y el defensivo de 101,7, lo cual refleja un diferencia de 17,6 puntos de media entre los Sixers, cuando cuentan con el equipo de gala, y su rival. Unos factores que no hacen más que fortalecer un vestuario que apunta a llegar muy lejos en estos playoffs y en las próximas temporadas.