FRAUDE FISCAL

Bertín Osborne fijó su residencia en Luxemburgo y facturó a través de Panamá

Según 'El Confidencial', el presentador habría creado presuntamente una estructura en paraísos fiscales para tratar de eludir impuestos.

Actualizado a

Bertín Osborne se benefició presuntamente de una estructura societaria con ramificaciones en paraísos fiscales para tratar de eludir impuestos y deudas pendientes con la Agencia Tributaria. Así lo asegura este lunes El Confidencial, que informa basándose en unos documentos a los que ha tenido acceso de que el presentador fijó su residencia en Luxemburgo y cedió sus derechos de contratación a una sociedad instrumental de Panamá para esquivar las investigaciones de la Hacienda Pública. Los hechos que le afectan habrían sucedido entre 2000 y 2006.

"Ese fue el mayor error de mi vida, hace más de 20 años: fiarme de un asesor fiscal mientras yo vivía en Estados Unidos", confiesa Osborne para el citado medio haciendo referencia al gestor Joaquín Arespacochaga Llópiz, supuestamente entre los investigados por la Audiencia Nacional como parte de la trama que habría facilitado estructuras opacas para grandes fortunas para que ocultaran dinero en bancos suizos y andorranos. "Ya pagué por aquel error más de cinco millones de euros y fui juzgado por ello. Espero no tener que pasar por un segundo juicio 20 años después", agregó el presentador.

Osborne cedió a Canterbury Operations SA sus derechos de "representación artística" y todos sus ingresos profesionales pasaban por esta entidad panameña a cambió de un 20% de la facturación. Y lo hizo como residente en Luxemburgo, concretamente desde un edificio de apartamentos de la calle Bonnevoie que fue su dirección oficial al menos entre 1998 y 2002. De hecho, incluso obtuvo el pasaporte, el número 328.429 según los documentos que ha desvelado El Confidencial.

El mismo medio ya relacionó a Bertín Osborne con Los Papeles de Panamá en 2016 por el supuesto correo electrónico que envío en octubre de 2015 para reactivar la compañía Artistic Trading SA, gestionada por el bufete también panameño Mossack Fonseca. El cantante y presentador reconoció que lo hizo para poder afrontar los últimos pagos que tenía pendientes con Hacienda y que estaban cifrados en 1,6 millones de euros. "La sociedad Artistic Trading no ha tenido actividad en muchos años y tiene como único activo una parcela (...). Esta me ha obligado a avalar con todo mi patrimonio y sociedades. Por ello, he tenido que poner al día esa sociedad pagando esas tasas", declaró entonces.

Dicha empresa la abrió mientras vivía en Estados Unidos en 1997 en Niue, una isla del Pacífico Sur que no es un paraíso fiscal para España pero sí para la Comisión Europea.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?