CINE

Muere Kim Ki-duk, director de cine surcoreano a los 59 años

El cineasta era uno de los más conocidos en todo el mundo y, también en su país natal. El coronavirus le derivó en varias complicaciones que no ha podido superar en Letonia.

Actualizado a

El coronavirus sigue afectando a todo el mundo en este desafortunado 2020 y en las últimas horas se ha conocido que un nuevo rostro conocido ha perdido la vida por este virus. Se trata de Kim Ki-duk, exitoso director de cine surcoreano que se encontraba en Letonia desde el pasado mes de noviembre, falleciendo durante la pasada madrugada a sus 59 años y por complicaciones derivadas precisamente de la COVID-19.

Se encontraba en Letonia buscando casa

Rápidamente las redes sociales se han hecho eco de la noticia y han convertido su nombre en una de las tendencias mundiales de este viernes, aprovechando muchos usuarios para recordar algunos de los títulos más exitosos que brindaron la fama al cineasta. 'Pieta', 'Samaria' o 'Time' son algunas de las películas que más se han seguido de Kim Ki-duk, cuya muerte ha conmocionado a la industria del cine internacional.

A pesar de ser de Corea del Sur, Kim Ki-duk se encontraba desde hace unos meses preparando su traslado de residencia a Letonia, razón que explica que desde el pasado 20 de noviembre se encontrase en este país, tal y como han informado en las últimas horas varios medios letones. Su fama le llegó principalmente a comienzos de siglo, cuando fue uno de los cineastas más destacados de la talentosa nueva corriente cinematográfica en el cine coreano.

Uno de los más seguidos y también más polémicos

Kim Ki-duk, además de ser uno de los directores de cine más seguidos en todo el mundo, también protagonizó en numerosas ocasiones la polémica, y es que hace unos años fue acusado de agredir a una de sus actrices, a la que se sumaron otras acusándole de violación y acoso sexual. El director negó los hechos, pero no sirvió para que un tribunal le ordenase pagar una indemnización a la primera de ellas por esta agresión; cerrándose el otro caso por falta de pruebas.

El cine asiático pierde a uno de sus principales talentos de los últimos años, y es que cabe recordar que Kim Ki-duk comenzó a estudiar la carrera de Bellas Artes en París para iniciar su carrera a finales de los 90, consolidando su éxito en apenas unos años. Una de sus principales señas de identidad siempre fueron las imágenes impactantes de sexo y violencia. Su talento llegó a ser reconocido con un Oso de Oro en Berlín y un León de Oro en Venecia.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?