VETADA

La youtuber Gabi DeMartino sufre el cierre de su cuenta en OnlyFans por un delito sexual

La joven vendió un contenido de cuando tenía tres años y sus seguidores la han denunciado por venta de pornografía infantil.

Actualizado a
La youtuber Gabi DeMartino sufre el cierre de su cuenta en OnlyFans por un delito sexual

Cada vez más personajes famosos se aventuran a publicar fotografías en la plataforma OnlyFans, una de las grandes revoluciones del año en Internet y un lugar en el que deportistas, influencers y personas anónimas están ganando dinero mostrando contenido íntimo. En un gran número de ocasiones, las publicaciones realizadas son de índole sexual o desnudos, aunque nunca como el que ha publicado la popular youtuber Gabi DeMartino y que ha escandalizado a sus seguidores.

La estrella, conocida por su parecido con Ariana Grande, promocionó un vídeo bajo el título 'No me pondré las bragas' y situó en los 2.50 euros la suscripción para poder acceder a él. Muchos de sus seguidores aceptaron y vieron un clip de vídeo de 35 segundos que mostraba a Gabi cuando era una niña de tres años subiéndose su vestido sin llevar nada debajo. Aquellos que lo vieron reaccionaron de manera violenta y denunciaron el contenido como venta de pornografía infantil, por lo que desde OnlyFans decidieron tomar medidas vetando la página de la youtuber por "violar los términos y condiciones de uso".

Rápidamente Gabi, que evita publicar imágenes desnuda, emitió una disculpa a través de Twitter y explicó que había compartido el vídeo como un recuerdo que comparte con amigos. Y es que, según ella, utiliza la plataforma como una red social tradicional para compartir sus cosas y pensó que un recuerdo de su niñez era algo bonito como para que la gente lo viera, aunque aseguró no haberlo pensado bien.

"El vídeo fue un momento familiar ridículo que quería compartir con mis seguidores de OnlyFans. Siento que esto no lo pensara suficiente y pido disculpas. El vídeo ya no está disponible. Siento de nuevo que esto saliera mal", escribió. Muchos no se creyeron sus palabras e insistieron en sabía lo que estaba haciendo al vender por 2.50 euros un contenido aludiendo a que no se iba a poner ropa interior.

Entre las voces que se sumaron a la protesta se encontraba la de Alana Evans, presidenta del Gremio de Actores y Artistas para Adultos: "¡Eres asquerosa! Si alguien de la industria de contenido para adultos hiciera esto estaría en la cárcel. Estoy contenta de que eliminaran tu cuenta", publicó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?