NUEVA VIDA

Seis meses del infarto de Casillas: su camino de recuperación y todo lo que está por llegar

Se cumple medio año del acontecimiento que dio un vuelco a la vida del portero, que mira ya hacia el futuro con energías redobladas.

Seis meses del infarto de Casillas: su camino de recuperación y todo lo que está por llegar

El día de ayer fue una fecha señalada de forma muy especial en el calendario de Iker Casillas: se cumplían seis meses desde que su vida y carrera se vieron convulsionadas por un suceso inesperado que ha tenido una enorme influencia en su proyecto vital. Y es que el pasado 1 de mayo, durante un entrenamiento con su equipo, el F.C. Porto, el guardameta sufrió un infarto agudo de miocardio que le llevó directo al hospital, donde pasó una semana internado después de que le realizaran un cateterismo que le salvó la vida.

Mucho ha cambiado entonces en el día a día de Casillas. En primer lugar llegó su forzosa retirada del campo de juego y la obligación de ponerse en marcha con un largo proceso postrecuperatorio del que todavía se desconoce si saldrá con la oportunidad de volver a ponerse los guantes para defender la portería. Será a partir de marzo cuando el madrileño anuncie si retomará su carrera en el fútbol. Hasta entonces, y tal y como ha hecho durante todos estos meses, Casillas seguirá centrado en recuperar su salud al máximo desde Oporto.

Y es que tras el susto del infarto, el guardameta decidió quedarse en la ciudad en el que él y su familia llevan viviendo ya cuatro años. Allí, Casillas continúa realizándose las pruebas y revisiones médicas pertinentes, de las que de vez en cuando da parte en las redes sociales. Hace unos días, el deportista subió a su Instagram una fotografía que despertó mucha alegría entre sus seguidores y en la que se le podía ver corriendo en una cinta, en el gimnasio.

Ver esta publicación en Instagram

#felizmiercoles✌ #progresos💪 🔵⚪

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Además, Casillas ha continuado su vinculación con el club en el que milita desde 2015. El hecho de tener que colgar las botas durante su periodo de recuperación no ha significado en absoluto que el madrileño dejara de ser una pieza importantísima para el equipo portugués, y a raíz de su ingreso hospitalario, el Porto F.C le ofreció un puesto de carácter administrativo, en el que ejerce de enlace entre los jugadores, el entrenador y la Junta Directiva.

Por otro lado, y más allá de sus visitas recurrentes al CUF Oporto, hospital que gestiona su recuperación, y de su nuevo puesto laboral, el portero sigue muy entregado a su familia, que entre unas cosas y otras no ha tenido un respiro en el último medio año, pues conviene recordar que poco después de su infarto, Sara Carbonero comunicó que había tenido que ser intervenida de un cáncer de ovarios. La periodista aseguró entonces que todo estaba bajo control, pero se tuvo que someter a un tratamiento con el que continúa en la actualidad.

Ver esta publicación en Instagram

Hola, noviembre . #mirebelde #unotoñomuyverano #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Debido a esto, las visitas a Madrid de la pareja son muy habituales, aunque su hogar sigue estando en Oporto, ciudad que ambos adoran y de la que no se cansan de enumerar sus virtudes y encantos. Casillas y Carbonero viven junto a sus hijos, Martín y Lucas, en el barrio de Foz, una exclusiva zona residencial ubicada junto a la costa, muy cerca de la desembocadura del Duero. Y el amor que profesan ambos a Oporto sobresale continuamente en sus respectivas cuentas de Instagram, en las que tanto el portero como la periodista suelen compartir imágenes de sus paseos y planes por la ciudad.

Poco a poco, y dando muestras de mucho optimismo y coraje, Casillas y su familia han conseguido ir superando las dificultades de estos últimos seis meses. Así lo han constatado tanto el guardameta como su mujer estos últimos días: Carbonero compartió a través de los stories de Instagram un ramo de flores y una carta de su amiga Isabel Jiménez en la que podía leerse "hay mucho que celebrar" y Casillas, por su parte, subió el pasado martes una fotografía junto a lo que escribió lo siguiente: "Un día para estar muy alegre". Y ayer mismo, el portero colgó una imagen jugando al pádel a la que acompañó del hashtag #6mesesdevidaextra.