EN IBIZA

Micky Molina atropella a una niña de 9 años y da positivo en el test de alcoholemia

El actor está investigado por un delito contra la seguridad vial tras este accidente que causó contusiones en las piernas de la menor.

El actor Micky Molina. Foto Facebook
Foto Facebook

Micky Molina (55) ha saltado a la actualidad por una controvertida noticia de la que afortunadamente no hay que lamentar ninguna desgracia. El actor ha atropellado este jueves a una niña valenciana de 9 años en el aparcamiento de un restaurante en Santa Eulària (Ibiza) y ha dado positivo en el control de alcoholemia, según ha informado el 'Diario de Ibiza'.

El accidente se produjo a las 14:15 horas cuando la familia de la menor aparcó su vehículo al lado del Jeep de Micky Molina y este abandonó el establecimiento en el momento en el que la niña se disponía a salir del coche.

Según varios testigos, el todoterreno del actor "se puso en marcha a toda velocidad" y golpeó a la niña, que se encontraba entre los dos vehículos, tirándola al suelo. "Luego, marcha hacia adelante otra vez, y entonces ha embestido al coche" de la familia, explicaron las mismas fuentes.

Causó contusiones en las piernas de la niña y dio positivo en alcohol

Siguiendo siempre la información del 'Diario de Ibiza', los agentes de la Policía Local se desplazaron inmediatamente hasta el lugar de los hechos y también una ambulancia, que atendió a la niña y la trasladó al hospital Can Misses. La pequeña sufrió contusiones en las rodillas y en las piernas y, aunque se las vendaron, no tiene fracturas ni nada grave.

"Ha dejado aprisionada a la menor entre los dos vehículos", han confirmado fuentes policiales mientras que la familia de la niña (sus abuelos, de 84 y 80 años, y su madre, de 49) han asegurado que "ha habido un Ángel de la Guarda".

La Policía realizó a Micky Molina el test de alcoholemia y, según fuentes cercanas, dio positivo en alcohol. Se le hicieron dos pruebas, la segunda a los diez minutos de la primera, y en ambas dio un grado de alcoholemia "positiva, penal" con unos resultados de 0,95 miligramos de alcohol por litro de aire y de 0,91. Por lo tanto, el intérprete está investigado por un delito contra la seguridad vial, aunque no fue detenido.

"Estaba súper apurado y pedía que no llamasen a la Policía", han señalado los testigos.

Ya fue imputado por otro accidente

Esta no es la primera que Micky Molina tiene problemas con el coche. En el 2004, el hijo de Antonio Molina y exmarido de Lydia Bosch, ya fue imputado por causar daños a un automóvil tras un accidente que también tuvo lugar en la isla de Ibiza. En aquella ocasión, terminó peleándose con el otro conductor, un ciudadano inglés que presuntamente le agredió con un punzón.