CINE

Nuevo problema en el rodaje de '007': la actriz Grace Jones deja la película

La intérprete, que fue chica Bond en 'Panorama para Matar', se marchó del set cuando se enteró de lo pequeño de su papel.

Nuevo problema en el rodaje de '007': la actriz Grace Jones deja la película

Parece que la malograda filmación de la nueva entrega de la saga sobre el agente secreto más célebre del mundo ha sumado un nuevo revés a la cadena de conflictos, accidentes y polémicas que desde hace meses no dejan de asolar el set. 'Bond 25', el título provisional con el que se conoce de momento la que supondrá la última película de la franquicia con Daniel Craig como protagonista, ha tenido que sufrir ahora el repentino abandono de la veterana actriz jamaicana Grace Jones.

Según han informado varios medios británicos, la que ya encarnara a una villana y objeto de deseo del famoso espía en la película de 1985 'Panorama para matar' (con Roger Moore como Bond) iba a realizar un cameo en la nueva cinta que dirige Cary Joji Fukunaga. Concretamente, la actriz iba a aparecer en una escena frente a frente con Craig. El problema, al parecer, es que la propia Jones no era consciente del breve tiempo de cámara de su rol, lo que la habría llevado a marcharse del set al poco de llegar para filmar su parte.

La actriz Grace Jones en una imagen promocional de 'Panorama para matar' (1985).

Una fuente citada por el periódico 'The Sun' ha declarado que los responsables de la producción "estaban muy emocionados de poder contar con ella", y que dada su reputación de exchica Bond se le había preparado un 'alojamiento Premium', en una lujosa residencia próxima a los Pinewood Studios en Buckinghamshire, donde se está realizando el grueso de la grabación.

Pero ni ello ni el recibimiento con todos los honores con el que se la agasajó en el set habrían bastado para disuadir a Jones de que se bajara del proyecto una vez descubrió lo anecdótico de su participación. Y su decisión solo ha venido a echar más leña al fuego de los rumores que señalan que el rodaje de la próxima aventura de 007 está siendo catastrófico.

Un rodaje complicado

Y es que son muchos los contratiempos que han ido saliendo a la luz desde hace meses: desde la salida del director Danny Boyle por desacuerdos con el guion a la tensión en el ambiente laboral debido a las múltiples exigencias de Daniel Craig, pasando por la lesión de tobillo del mismo actor, que llevó a retrasar considerablemente el plan de rodaje, o las informaciones que aseguraban que el nuevo director, Fukunaga, se había saltado una jornada de trabajo por quedarse jugando a la Play Station. Pero no todo son problemas humanos: a principios del mes pasado, el set sufrió también varias explosiones imprevistas durante la grabación de una secuencia de acción.