En Instagram

El reencuentro de Zidane con las estrellas del Mundial de Francia 1998

El reencuentro de Zidane con las estrellas del Mundial de Francia 1998

El exentrenador del Real Madrid cenó junto a varios compañeros del Mundial en el que la selección gala logró la primera estrella para su camiseta.

Es realmente difícil que los aficionados al fútbol olviden aquella final del Mundial de 1998 que se celebró el 12 de julio en Saint-Denis, en París. La Selección Francesa se impuso con solvencia por tres goles a cero a la Brasil de Ronaldo, de Bebeto, de Rivaldo, de Roberto Carlos. Una canarinha que se había llevado el campeonato del mundo del 94 y que también se llevaría el de 2002.

Sin embargo, esa noche Zinedine Zidane con dos tantos y Petit en el descuento llevaron a la mayor gloria futbolística a Francia y situaron la primera estrella en la camiseta bleu. Curiosamente, exactamente veinte años más tarde una nueva hornada de futbolistas brindó la segunda insignia al país en Rusia.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de zidane (@zidane) el

Pero regresando al 98, en el once que dispuso Aimé Jacquet para aquella final se encuentran nombres como el propio Zidane, Fabien Barthez, Marcel Desailly, el actual seleccionador Didier Deschamps, Lizarazu, el exculé Lilian Thuram o el exmadridista Christian Karembeu. En el banquillo figuraban Thierry Henry, Pires, Trezeguet, Laurent Blanc o Patrick Vieira.

Y ha sido Zinedine Zidane el que ha publicado una imagen en Instagram de un reencuentro de estrellas, una cena con algunos de los jugadores que encumbraron a Francia. Sin ningún mensaje para acompañar la fotografía, lo que no ha impedido que roce el medio millón de likes en apenas unas horas.

Zinedine Zidane levanta el trofeo flanqueado por Lizarazu y Desailly.

Junto al exentrenador del Real Madrid se sitúan por orden de izquierda a derecha Bixente Lizarazu, Lilian Thuram, Vincent Candela, Alain Boghossian, Laurent Blanc, Zidane, Christophe Dugarry, Bernard Lama, Christian Karembeu y Bernard Dioméde. Juntos disfrutaron de un rato divertido repleto de recuerdos, pues fueron parte importante de la época dorada de Francia que dos años más tarde levantó también la Eurocopa.