SALE A LA LUZ

El hijo de 'Superman' desvela el horror que vivió su padre tras quedarse tetrapléjico

El hijo de 'Superman' desvela el horror que vivió su padre tras quedarse tetrapléjico

Instagram

El hijo mayor de Christopher Reeve concede una entrevista donde desvela la lucha de su padre contra la depresión tras quedarse en silla de ruedas y la fuerza con la que luchó hasta el final.

El primer Superman de la historia del cine, el actor Christopher Reeve, sufrió un accidente durante una competición de hípica en 1992 que le dejó tetrapléjico a los 42 años de edad. 10 años después y tras una larga batalla por seguir adelante, murió el 10 de octubre de 2004 debido a una reacción adversa a un antibiótico.

Ahora su hijo, Mathew Reeve ha concedido una entrevista al Daily Mail donde ha hablado de la dura lucha interna que pasó su padre una vez quedó en ese estado."Cuando se accidentó le dijeron: 'Esta es tu silla de ruedas, acostúmbrate a ella. No volverás a recuperar el movimiento'. Nadie a quien le ocurra hoy en día debería escuchar esas palabras porque no son verdad".

El hijo de Superman, tenía 15 años cuando su padre sufrió el accidente, ahora con 39 años, ha recordado los duros momentos que pasaron tras enterarse de su nueva situación. "Sabíamos que su vida estaba en peligro, así que fuimos a verlo de inmediato", recordó. "Su lesión era de las más severas, estaba tetrapléjico, necesitaba respiración asistida y cuidados las 24 horas".

"Al principio mi padre estuvo deprimido [el accidente] lo golpeó muy fuerte porque él solía ser un hombre muy activo", aseguraba su hijo que ahora es productor y guionista de Hollywood. Sin embargo, el actor no dejó que su nueva situación frenara sus deseos de avanzar y seguir con su vida, por lo que buscó la manera de contribuir a la sociedad. "Optó por aceptar lo que había sucedido, enfrentarse a todo y ayudar con las investigaciones contra la parálisis, ya que era un personaje público y podía dar voz", explicó su hijo.

Un hombre coraje

Christopher Reeve luchó por no quedarse estancado en su situación y demostró que, a pesar de sus limitaciones, podía llegar a ser un buen padre y un buen esposo para su familia. "Mi hermano menor, Will, tenía tres años en el momento del accidente y papá le enseñó a andar en bicicleta con solo darle instrucciones".

Los duros momentos vividos antes de morir

 Reeve también ha revelado lo duro que fue los meses antes de su muerte,"Un medicamento le hizo entrar en shock anafiláctico. Estuvo tres o cuatro veces clínicamente muerto". Además, tenía ataques de disreflexia autónoma (cuando el sistema nervioso se vuelve excesivamente activo y se dispara la presión sanguínea).