El año del Pucela termina mejor de lo que empezó

El año acaba bien. Partido serio en San Sebastián en el que solo faltó rematar antes la faena y fin de la primera vuelta a dos puntos de Eibar, uno del Tenerife y empatados con la Ponferradina. Lo hubieran firmado los de Pacheta después del desastre de Amorebieta. El equipo blanquivioleta ha cogido velocidad de crucero y suma de tres en tres con bastante facilidad. Los 37 puntos de la primera vuelta permiten mantenerse en una situación en la que se van a poder disputar de igual a igual, con Eibar, Tenerife y Ponferradina, la ansiada segunda posición. El técnico habla siempre de que sus equipos hacen mejor segunda vuelta que primera. Si esto ocurre, el ascenso directo estará al alcance de la mano.

Del partido de Anoeta, algunas cosas que destacar. La primera, la decisiva aportación de Jordi Masip. Roberto empezó bien y luego bajó su nivel. Ahora aparece Masip y se convierte en salvador en San Sebastián. Para estar arriba es necesaria una buena portería. Yo, que he sido muy crítico con el catalán, celebro que resurja y agarre con fuerza la titularidad. Al equipo le faltó rematar antes la faena para no sufrir. Y a Cristo hay que recomendarle que sea más práctico. Es verdad que los delanteros llevan el gol en la cabeza y que, seguramente, él pensaba que podía anotar, pero por encima del rendimiento personal está el colectivo. Debió dar el balón a Sergio León y se hubiera acabado el partido. Fue egoísta y le pudo costar al Real Valladolid la victoria. Que le sirva para aprender.

Y termina un año malo, con un descenso consumado, en pleno proceso de reconstrucción. Con la esperanza de que Pacheta lleve al equipo por el mejor camino. Y con la noticia de que Ronaldo se convierte en máximo accionista del Cruzeiro, algo que no debe perjudicar en absoluto al día a día del Real Valladolid. Ha causado sorpresa, pero no debe ser un problema. Lo importante es que aquí se siga haciendo una gestión económica seria y manteniendo la idea de crecimiento patrimonial, social y deportivo del club. No sé cual puede ser el problema de que Ronaldo también sea máximo accionista de otro club si las cosas se hacen en los dos sitios con seriedad y buen tino. Ni será el primero ni será el último que sea propietario de más de un club.

Semana de descanso, de Navidad, de tener cuidado con el COVID y de cargar fuerzas para la intensa vuelta en la primera semana de enero, con tres partidos en Zorrilla que pueden acercar esa segunda posición y, quien sabe, si soñar con la posibilidad de eliminar al Betis en Copa. Termina 2021 mejor de lo que empezó, confiemos con un buen arranque del 2022 y que sea el año de la vuelta a la Primera División.