Sin Messi, Cristiano, Haaland ni Mbappé

Lluvia. Está siendo un mercado de fichajes más movido de lo que parecía, con la Premier, por supuesto, como gran agitador. Los ingleses parecen ajenos a la crisis. Es más, están regando con sus millones al resto de campeonatos europeos. Al Inter le cayeron 115 por Lukaku, al Dortmund 85 por Sancho, al Madrid 40 por Varane y otros 40 por Odegaard, al Leipzig 38 por Konaté, al Sevilla 25 por Bryan Gil, al Barça 15 por Junior Firpo... La Premier es la Superliga, me decía un amigo. Y no le falta razón. Hasta reparte dinero...

Centrocampismo. Esta semana se celebra en Estambul el sorteo de la Champions y, de paso, se entregan los premios a mejor jugador UEFA. Los tres finalistas son De Bruyne, Kanté y Jorginho. Tres centrocampistas. Tres jugadores cuyo rol no es decidir encuentros, sino manejarlos. En la época puente entre los Messi-Cristiano y los Mbappé-Haaland no hay ninguno de ellos entre los mejores del pasado curso europeo. A veces son más importantes los Xavis e Iniestas que los delanteros que les rodean. Es así. Aunque vendan infinitamente menos.

Regreso. Nuestra Selección Sub-17 ha vuelto a jugar casi dos años después. Fue en Francia en el torneo de Montaigu y La Rojita venció 1-2. Hoy volverán a medirse entre sí. Suena a asunto menor, pero haber estado dos años sin fútbol formativo es una desgracia. En este tiempo no hubo Europeos Sub-17 ni Sub-19; tampoco Mundiales Sub-17 ni Sub-20. La brecha producida por el COVID dibuja un futuro absolutamente incierto en el fútbol de selecciones. Veremos con qué consecuencias para las absolutas.

Al otro lado. Al otro lado del charco la épica la pone Barcelona de Guayaquil. El Ídolo desafía a la lógica y ya está en semifinales de la Libertadores. Reconocimiento absoluto a su leyenda Kitu Díaz, un mago casi anónimo fuera de Ecuador. Los otros tres semifinalistas son brasileños: Palmeiras, Flamengo y Atlético Mineiro. El dominio (y el dinero) es suyo. Y más que lo será con la nueva ley de SAD aprobada allí por Bolsonaro.

Hoy descubrimos a... Mohamed-Ali Cho (2004). La liga francesa siempre es vivero de excelentes jóvenes. El último es este extremo zurdo del Angers, potente, de buena zancada y cambio de ritmo. Con 17 años destrozó a la defensa del Lyon. Canterano del PSG, se marchó al Everton pero regresó a Francia y en enero debutó como profesional. Inglaterra y Francia se pelean por él. En inferiores ya ha ido convocado con las dos.