Ya lo habían descartado

Es ley de vida. Se exageran los elogios en las victorias y se reprueba, también en exceso, en las derrotas. Zidane tuvo que explicar que no va a dimitir, y sólo ocho días después contestaba que no se veía como el "eterno" Ferguson del Madrid. Hace pocos meses algunos medios publicaban que Lucas Vázquez no seguiría con los blancos. En la Liga pasada, 17 jugadores tuvieron más minutos que él. En Champions le fue peor, 20 compañeros jugaron más que el jugador gallego. Hoy dicen que es titular indiscutible. Ni tanto, ni tan calvo.

Además de los resultados, único referente para muchos, el juego del Madrid ha mejorado. En el lamentable partido contra el Shakhtar, el equipo, sin poder contar con Valverde, saltó al campo sólo con dos centrocampistas (un suicidio), dejando en el banquillo a Casemiro, cuando además tampoco podían estar ni Ramos ni Carvajal. Después de Ucrania, cuatro victorias, en todas con tres centrocampistas puros y, lo que es más importante, muy buen fútbol contra el Borussia y el Atlético. En ambos encuentros hubo un desequilibrio enorme entre el mucho y buen juego de ataque en la banda derecha y el escaso rendimiento ofensivo en la izquierda. Contra los alemanes, Lucas Vázquez y Rodrygo lo bordaron, con ayudas constantes, desmarques, asistencias (el golpeo de balón de Rodrygo, en el pase del segundo gol a Benzema, con esa curva y potencia, lo tienen muy pocos futbolistas). El fútbol de Rodrygo no tiene burbujas ni fuegos artificiales, que a algunos les encantan, pero tiene cualidades más importantes. En el derbi, el ataque por la banda, también fue un monólogo de la derecha (y no hablo de política) con Carvajal y Lucas. En el partido de ayer contra los leones, menos fútbol y tres zarpazos innecesarios, en sólo 13 minutos de Raúl García y la calidad de Benzema y Courtois decidieron el resultado final.

Kroos, felicitado por sus compañeros tras el gol ante el Athletic.

El Real Madrid, con jugadores del máximo nivel mundial: el líder Ramos, Courtois, Carvajal, Varane, Casemiro, Modric, Kroos, Valverde, Benzema y Hazard, que pronto estará en este grupo, y otros muchos integrantes de la plantilla, que ayudan siempre, peleará por todos los títulos. "Probablemente estoy/ pidiendo demasiado/ se me olvidaba que/ ya lo habían descartado".