Regui, el '3' del nuevo Bernabéu

Es un canterano puro de La Fábrica. Con ocho años ya estaba corriendo la banda en el equipo de la Fundación del Real Madrid de Becerril, en la sierra madrileña (él es de Collado Villalba). Siempre tuvo metida en su revoltosa cabeza la idea de triunfar en el Bernabéu. No tiene complejos, los espanta con su arrolladora personalidad. Cuando vio que Zidane no le iba a dar bola, se fue a hacer la mili futbolística a la UD Logroñés, donde completó dos cursos fantásticos (en un partido llegó a meterle cuatro goles al Bilbao Athletic). Ramis y Solari sí creyeron firmemente en sus posibilidades. Con este último se consolidó como titular del primer equipo la temporada pasada, siendo de los pocos que en los Clásicos ante el Barça en el Bernabéu plantó cara a Messi y Luis Suárez en un pique con ambos ("¿Qué te pica a ti Pulga?", le dijo al argentino, o "Tú sí que eres feo", le replicó al uruguayo).

Pero volvió Zidane y lo borró del mapa. Literalmente. Marcelo, Marcelo y Marcelo. Incluso fichó en verano a Mendy por 48 millones de euros. Me pregunto entonces cuánto vale Reguilón. Su valor actual es de 25 millones, pero si sigue así su progresión con el Sevilla pronto doblará la cifra. En un vestuario tan curtido como el de Nervión se ha hecho respetar desde el primer día, bien tutelado por Lopetegui, que fue quien le hizo debutar en el Madrid.

Zidane debería rectificar con Sergio. No es un canterano más que puede triunfar en Primera en un equipo medio-alto. Es un lateral zurdo con una velocidad tremebunda, una capacidad defensiva más que demostrada y un cuchillo jamonero en sus incursiones al ataque. Da goles, asiste, recupera, incordia, grita, canchea, nunca se arruga, da ánimos a sus compañeros... Es un chaval feliz, que disfruta de la vida y del fútbol. Un diamante. Debe ser el '3' del nuevo Bernabéu. Sí o sí.