Las joyas de la nueva hornada del AZ Alkmaar

La decisión del gobierno neerlandés de prohibir la vuelta de las competiciones deportivas antes de septiembre supondrá, con casi total seguridad, que la Eredivisie 2019-20 no pueda terminar. Habrá que ver cómo se resuelve le pelea por el título, con el Ajax y el AZ empatados a puntos. El conjunto de Alkmaar ganó los dos enfrentamientos directos, pero posee una peor diferencia de goles general, siendo este el criterio prioritario en los desempates. Sea cual sea la resolución final, esta generación de jóvenes talentos del AZ merece un reconocimiento, ya que ha sido capaz de ganar, en una misma temporada, en los estadios de los tres gigantes del país: en Ámsterdam (0-2), en Eindhoven (0-4) y en Rotterdam (0-3). Aquí presentamos brevemente a sus miembros más destacados. Todos ellos, salvo Idrissi, se formaron en la cantera del AZ desde niños.

Calvin Stengs, 21 años, centrocampista ofensivo es el mejor de todos. Apunta a una gran carrera en los campeonatos más fuertes de Europa. Zurdo, capaz de actuar por dentro como mediapunta o de partir desde un costado, normalmente el derecho para tender al juego interior. Posee un físico privilegiado, es dinámico y hábil con el balón, piensa rápido, tiene un golpeo de media distancia formidable y es un privilegiado a la hora de entender el juego y recibir siempre bien orientado. Ya ha debutado con la selección absoluta de los Países Bajos.

Calvin Stengs celebrando su gol ante el Astana en Europa League.

Oussama Idrissi, 24 años, es extremo izquierdo. Encarador, potentísimo, es el principal punto de desequilibrio individual del equipo. Juega a pierna cambiada para armar la pierna derecha nada más salir del recorte. Su cambio de ritmo es extraordinario, permitiéndole arrancar desde una posición estática en centésimas de segundo. Tras jugar en las categorías inferiores neerlandesas, debutó con la absoluta de Marruecos, el país de sus orígenes familiares.

Myron Boadu, 19 años, delantero centro, es el finalizador del equipo. Muy bueno yendo al espacio, siendo la velocidad su principal virtud. Es fuerte en los duelos y sabe anticiparse a los defensores en el área. Le falta mejorar su ratio de concreción de cara a la portería contraria: aunque sus registros de anotación son buenos, no siempre es preciso. Se convirtió en el primer jugador nacido en el siglo XXI que jugó y marcó con la selección absoluta neerlandesa.

Teun Koopmeiners, 22 años, mediocentro, es el capitán del equipo. Lidera, equilibra tácticamente, es muy bueno a nivel posicional y puede incluso actuar como defensor central. Va bien por arriba y posee un gran golpeo de balón con la zurda, hasta el punto de ser el especialista del equipo en el lanzamiento de penaltis y de faltas directas. Ha sido internacional en categorías inferiores, pero aún no ha debutado con la absoluta.

Owen Wijndal, 20 años, lateral izquierdo, combina a la perfección con Idrissi, al que dobla continuamente cuando el marroquí se va hacia dentro. Sabe medir cuándo subir y consigue enviar centros precisos y pases atrás con criterio cuando gana la línea de fondo.