Valverde va en moto

Fede Valverde se ha convertido en un futbolista insustituible en el Real Madrid. Desde su irrupción como titular no ha parado de crecer y de acaparar cada vez mas protagonismo. Tiene características que le diferencian del resto de centrocampistas del equipo, que tienen un perfil más asociativo. Su físico portentoso le permite abarcar muchísimo campo, aportar cantidad y calidad en la fase defensiva del equipo, tanto en la presión como en el repliegue y a todo esto le suma llegada a la portería rival.

Cada vez se asoma con más frecuencia y valentía a posiciones de remate y rechace, donde está comenzando a lucir el cañón que tiene en su empeine derecho. En un partido donde hasta la salida al campo de Rodrygo al equipo le estaba faltando profundidad, el uruguayo desde la posición de extremo derecho generó lo mas peligroso. Además, fue decisivo con su expulsión. Su falta a Morata, que se plantaba solo ante Courtois, fue necesaria. Tuvo que hacerla para evitar el tanto del delantero del Atlético. Una decisión que fue determinante para que el Madrid ganara la Supercopa. Los de Simeone no aprovecharon la falta, el partido se fue a los penaltis y ahí ganó el Madrid.