Tomás, acuérdate del recital de João Félix en verano

Tomás, este Atlético pasa de títulos de medio pelo o de ganar al Real Madrid para justificar una media temporada llena de dudas. Lo fundamental, para que te enteres de una vez, es volver a recuperar el cholismo. Me viene a la memoria la goleada de este verano con João Félix en plan divo, pero la realidad es que luego hemos tenido una Liga y una Champions llena de sobresaltos. La historia rojiblanca señala la importancia de ese escudo y, sobre todo, en su forma de jugar: defender, pero para saber contragolpear y no encerrarnos sobre Oblak.

Por lo tanto, es un entrenamiento que se podrá ver por la televisión y que en caso de victoria me servivrá para tocarte las narices durante un buen tiempo. Pero sigo esperando que los Reyes Magos me traigan ese delantero goleador que necesitamos como el comer. Si, además, llegara con un centrocampista que diera sentido al fútbol ofensivo, sería el gordo de Navidad. Tus historias de fantasmas me terminan por cansar y, sobre todo, me canso el hecho de que cada día me buscas un icono diferente para vender el pollino de lo bien que fichan Zidane y su cuerpo técnico. Me sigo quedando con mi Cholo.

Y todavía espero que la 'justicia deportiva' nos devuelva lo que nos quitó Clattenburg en Milán. Por lo tanto, tengo el corazón más que tranquilo. Y lo importante para el Atlético empezará con la cita ante el Liverpool y luego sigo soñando con poder estar en la final de Estambul. Esta Supercopa de España es un dulce de Navidad que no me termina de agradar. No obstante, si al final podemos darnos una vueltecita por Neptuno, estaría ideal para empezar el 2020.