Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

Prado, el nombre del día

Puede que debiera estar comentando el sensacional triplete de españoles en Silverstone. Alabando la victoria de Álex Rins en MotoGP en el circuito británico, que les aseguro que no es una cualquiera por a quién ha ganado (Marc Márquez) y cómo lo ha hecho (en la mismísima línea de meta). Sin embargo, creo que este espacio hoy debe ser para Jorge Prado. Su nombre resulta menos familiar que los anteriores, es evidente que su deporte es claramente marginal frente a las carreras de MotoGP, ese magnífico espectáculo del certamen velocístico. Sin embargo, nada de ello es suficiente para dejar de valorar en su justa medida el éxito de este gallego, convertido en bicampeón mundial de motocross en la categoría de MX2 tras su título del pasado año.

La historia de Prado es la de la búsqueda de un sueño, la persecución de un desafío por mayúsculo que resulte. Precisamente lo que, en mi opinión, sintetiza el deporte: superación, esfuerzo, sacrificio, incluso una pizca de quimera... Siendo un niño, su familia decidió emigrar intentando que ese talento no quedara desaprovechado. Se dice fácil y rápido pero no lo es. Expatriados, asumiendo riesgos e incertidumbres, todo pendiente de una ilusión. No se equivocaban, por fortuna. Este chaval es oro puro, su calidad es tanta que ponerle límites se antoja un atrevimiento. Con 18 años le queda tanto por aprender, tanto por mejorar y por conseguir que parece llamado a hacer historia en el motocross. Ahora le esperan los mayores, las estrellas de la clase reina de MXGP. Que no se relajen...