Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Guedes es una estrella gracias al buen ojo de una entrenadora, Helena Costa

El gol 4.500. Gonçalo Guedes (29-11-1996, Benavente, Portugal) se convirtió el pasado domingo en parte de la historia del Valencia al marcar el gol 4.500 en LaLiga. Desde que volvió de su lesión ha marcado ocho goles en 42 días y todos ellos decisivos. Como el que marcó en el minuto 93 de la eliminatoria de Europa League ante el Krasnodar y que supuso el pase a cuartos. Aquel gol fue el portazo definitivo a muchos meses de jugar con dolores, que le obligaron a pasar por el quirófano el pasado diciembre.

Ser el más caro. El delantero portugués tiene sobre sus hombros la presión de ser el jugador más caro en la historia del Valencia. 40 millones de euros pagó el pasado verano el club de Mestalla al París Saint Germain para quedarse en propiedad al jugador tras un año de cesión en el que ya había dado muestras de lo importante que podría llegar a ser. Pero el jugador parece acostumbrado a convivir con la presión: con sólo 20 años llegó al PSG, un equipo plagado de estrellas al que dirigía Unai Emery, previo pago de 30M€. Pero no tuvo muchas oportunidades en París, sólo jugó siete partidos de liga, y fue el propio Unai el que le aconsejó que se fuera cedido al Valencia, porque era "un buen sitio para aprender".

Una entrenadora. Helena Costa, entrenadora de las categorías inferiores del Benfica, la mujer que consiguió la calificación más alta en su promoción de entrenadores, fue su descubridora y con ocho años le fichó para el club lisboeta después de verle en un torneo en el que jugó con el equipo de su hermano Joao, que era el portero. Durante muchos años su padre Rogerio recorría todos los días entre 130 y 140 kilómetros para llevar al pequeño Gonçalo a los entrenamientos, con hasta cuatro viajes diarios entre Benavente y Lisboa, primero para ir a su trabajo y después a la sesión de entrenamiento. Dadas sus enormes cualidades, hasta los 16 años Guedes jugó siempre con chicos mayores y durante cuatro años formó parte del Benfica Lab, un proyecto para mejorar el rendimiento y prevenir lesiones. La Youth League fue su primer gran escaparate y en el año de su creación eliminó a equipos como el City y el Real Madrid y cayó en la final ante el Barça. Fue Jorge Jesús el técnico que le llamó para el primer equipo en parte para cubrir las bajas de Rodrigo, André Gomes, Cancelo y Enzo Pérez, que precisamente habían salido hacia Valencia. Esa misma temporada ganó la liga y a pesar de que ya formaba parte del primer equipo y de haber debutado en la Champions (con un gol en el Calderón) se fue a ayudar al filial, en Segunda, donde marcó tres goles y dio dos asistencias en los cinco últimos partidos.

0 Comentarios

Normas Mostrar